Mundo

Revelan que Odebrecht envió dinero a hijos del expresidente de Panamá

Según revelaciones de un ejecutivo involucrado en la investigación de la brasileña Odebrecht, los hijos del expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli.
AP
09 noviembre 2017 21:11 Última actualización 09 noviembre 2017 21:11
Panamá

Panamá

PANAMÁ (AP) — Dos hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli recibieron más de 50 millones de dólares como “pagos indebidos” de Odebrecht, según las revelaciones de ejecutivo del gigante brasileño de la construcción que colabora en la investigación sobre los sobornos entregados para beneficiarse de contratos en la nación centroamericana.

Varios exministros del exgobernante --actualmente detenido en Estados Unidos a la espera que se resuelva un pedido de extradición-- y algunas figuras ligadas al partido del actual presidente, Juan Carlos Varela, también captaron dinero irregular de la transnacional, la cual aceptó haber desembolsado millonarias sumas en varios países de Latinoamérica y África a cambio de favores y obras.

La Procuraduría General dijo el jueves en un comunicado que de acuerdo con el exgerente de Odebrecht en Panamá, André Campos Rabello, a los hijos de Martinelli -Ricardo Alberto y Luis Enríquez- les fueron transferidas varias sumas millonarias a cuentas de sociedades anónimas en Panamá y el extranjero entre 2010 y 2014.

Si bien informes de los medios habían mencionado desde hace tiempo a los dos vástagos de Martinelli en el grupo de imputados por el caso de los sobornos, es la primera vez que se les menciona judicialmente. Las autoridades pidieron hace meses la captura de ambos aunque sin nombrarlos.

La familia Martinelli ha rechazado cualquier implicación de ellos en la trama de los sobornos y consideran las acusaciones una persecución política del actual gobierno.

Las confesiones se dieron a conocer durante una audiencia en la que un juez panameño avaló un acuerdo de colaboración alcanzado por la Fiscalía General con Rabello y otros dos antiguos ejecutivos de la compañía brasileña con el fin de conocer la trama e implicados en el escándalo.

En el marco de un acuerdo de culpabilidad con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht aceptó que pagó casi 800 millones de dólares en sobornos para hacerse de contratos jugosos en una docena de países latinoamericanos. En el caso de Panamá, los pagos fueron por 59 millones, aunque las autoridades estiman que la cifra es mucho mayor.

Al menos 63 personas han sido imputadas hasta el momento. La fase de investigaciones aún no ha concluido.

Todas las notas MUNDO
Piñera y Guillier van por segunda vuelta en elección presidencial de Chile
El jefe de estado más longevo del mundo no ofrece su renuncia... por ahora
Turquía veta todos los actos LGBTI en Ankara
¿Quién será el nuevo presidente de Chile?
Dos agencias europeas buscan nueva 'casa' por el Brexit
Argentina detecta llamadas que realizó el submarino desaparecido
Casi 200 países reafirman lucha contra cambio climático, pese a retiro de EU
Argentina pide ayuda internacional para localizar submarino
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado