Mundo

Revelan que Francia tiene su propio sistema de espionaje

10 febrero 2014 4:55 Última actualización 04 julio 2013 12:14

[Bloomberg] 


Notimex

París .- Francia dispone, como Estados Unidos, del sistema Prism, dispositivo de espionaje a gran escala de telecomunicaciones, y los políticos galos lo saben, pero la regla es el secreto, reveló hoy el periódico Le Monde.

Las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje generalizado que lleva a cabo Estados Unidos generó un coro de indignación en Europa, pero Francia apenas protestó por dos razones: "porque ya lo sabía y porque hace lo mismo", afirmó el diario.

El rotativo de mayor circulación en Francia publicó este jueves un reporte exclusivo en el que se dijo capaz de demostrar que de manera clandestina la totalidad de las comunicaciones de los franceses son espiadas por la Dirección General de Seguridad Exterior (DGSE).

La agencia de inteligencia exterior francesa colecta sistemáticamente las señales electromagnéticas emitidas por computadoras y teléfonos en Francia, es decir todo flujo de comunicación entre los franceses y el extranjero, aseguró el diario.

Según el reporte, lo que buscan los servicios de inteligencia son los "datos sobre datos", no el contenido de los mensajes en sí, a fin de saber quién habla con quién para reconstituir vínculos entre objetivos, identificar células.

La DGSE revisa los registros telefónicos de millones de abonados, correos electrónicos, mensajes SMS, fax y toda actividad en internet, a través de Google y Yahoo, así como Microsoft, Apple, las redes sociales Facebook y Twitter.

Recolecta así millones y millones de datos, comprimidos y almacenados, en "enormes ordenadores" dispuestos en su sede localizada en Boulevard Mortier, en el distrito 20 de París, comúnmente llamada "La piscina".

Los servicios de inteligencia franceses tienen acceso a discreción a esta base gigantesca, "sobriamente bautizada como ?infraestructura de mutualización?. Incluso ciertos datos pueden ser usados por la policía judicial bajo la cubierta de "información anónima".

Este dispositivo es muy útil para luchar contra el terrorismo, pues "permite espiar a cualquier persona, en cualquier momento", apuntó el periódico, sin embargo indicó que "este Big Brother francés es clandestino e ilegal", pues "oficialmente no existe".

El régimen jurídico de las interceptaciones de seguridad prohíbe la puesta en ejecución por los servicios de inteligencia de un procedimiento tal como Prism, asegura la Comisión Nacional de la Informática y las Libertades (CNIL), citada por el diario.

La ley no prevé un almacenamiento masivo de datos técnicos por los servicios secretos, pero "por años tenemos autorización virtual", admitió un ex jefe de inteligencia, quien no fue identificado en el reporte que además cita a un parlamentario que confirmó la información.

Esta infraestructura es ilegal, pero su existencia aparece discretamente en los documentos parlamentarios, señaló Le Monde y refirió un reporte de ocho diputados y senadores, con fecha del 30 de abril pasado, que alude a los progresos desde 2008 en esa materia.

Los legisladores proponen incluso "fortalecer las capacidades utilizadas por la DGSE y consolidar el acceso de otros servicios a las capacidades mutualizadas de la DGSE".

Le Monde ofrece en su reporte una serie de referencias que confirman la existencia de esta gran infraestructura de espionaje francesa.