Mundo

Reunión entre Maduro y Capriles podría acabar con violencia política

Maduro afirma que las protestas forman parte de una conspiración de adversarios "fascistas" que buscan derrocarlo, siguiendo la línea de un breve golpe de Estado en el 2002 contra Chávez tras meses de manifestaciones.
Reuters
23 febrero 2014 13:45 Última actualización 23 febrero 2014 13:53
[Reuters]Henrique Capriles expresó que Maduro lo tendrá que derrotar con votos el 14 de abril. 

El lunes vamos a defender los derechos de las comunidades, asegura el ex candidato presidencial. (Reuters(Archivo)

CARACAS.- Una reunión entre el presidente socialista de Venezuela, Nicolás Maduro, y el líder opositor Henrique Capriles la semana próxima podría servir para que ambos bandos del país petrolero busquen poner fin a la reciente violencia política que ha dejado al menos una decena de muertos y cientos de heridos.

Maduro, el heredero político del fallecido líder izquierdista Hugo Chávez, convocó para el lunes a un encuentro de autoridades regionales en el palacio de Gobierno, en medio de protestas opositoras que se han extendido a por los menos 13 de los 23 estados de la nación sudamericana.

Capriles, ex candidato presidencial y actual gobernador del estado Miranda que alberga a buena parte de la capital, dijo durante un discurso el sábado ante miles de partidarios que irá a esa reunión en el palacio de Gobierno a expresar las demandas de la oposición.

"Lo mismo que diremos hoy lo diremos el lunes en el Palacio de Miraflores. El lunes vamos a defender los derechos de las comunidades", dijo el gobernador levantado la ovación de la multitud.

Maduro, por su parte, respondió ante una masiva concentración de partidarios del Gobierno en el centro de la ciudad: "Bienvenido, gobernador (...) ahí vamos a hablar".

Desde principios de febrero, decenas de miles de venezolanos han salido a las calles a protestar contra la alta inflación, la escasez de productos básicos y la inseguridad de la que culpan al presidente.

Las protestas, muchas de ellas lideradas por jóvenes estudiantes, en muchos casos han devenido en violentos choques con fuerzas de seguridad y grupos rivales de partidarios del Gobierno en el dividido país de 29 millones de habitantes, así como en bloqueos de calles en bastiones opositores.

Maduro afirma que las protestas forman parte de una conspiración de adversarios "fascistas" que buscan derrocarlo, siguiendo la línea de un breve golpe de Estado en el 2002 contra Chávez tras meses de manifestaciones.

Aunque ambos lados se acusan mutuamente de instigar a la violencia, también han lamentado las víctimas fatales, de las cuales al menos seis han muerto a causa de disparos y otras por accidentes o incidentes relacionados con barricadas levantadas por opositores en varias zonas del país.

RECHAZO A BLOQUEOS

Capriles, visto como un moderado por partes de la oposición, advirtió el sábado que los bloqueos de calles no ayudan a la causa contra el Gobierno y sólo perjudican a los propios manifestantes.

Y el domingo insistió en su blog en que "la anarquía es aliada del Gobierno".

Los habitantes de zonas de la capital tradicionalmente asociadas con la oposición trataban de retomar el domingo en la mañana algo de normalidad al acudir a parques como la montaña del Avila, en el norte de la ciudad, a trotar y pasear en bicicleta.

Y en el centro de la ciudad personas de la tercera edad marcharon hacia el palacio de Gobierno en apoyo al presidente.

El Gobierno ha condenado los bloqueos, luego de que una de las muertes en Caracas ocurrió cuando un joven motorista fue degollado por un cable colgado a lo ancho de una calle.

Pese a la intensidad de las protestas, el Gobierno de Maduro no muestra indicios de estar tambaleándose, con las claves fuerzas armadas firmemente detrás del mandatario.

El Gobierno ha liberado a la mayoría de los cerca de 100 estudiantes arrestados durante las protestas recientes, una demanda de la oposición, lo que podría facilitar el diálogo.

El más radical líder opositor Leopoldo López, que se puso al frente de las más recientes protestas, se entregó el martes a las autoridades y fue acusado por cargos de asociación para delinquir, daños e incendios. De hallarlo culpable, podría pagar una larga sentencia.

Todas las notas MUNDO
Las armas autónomas ya están aquí. ¿Cómo controlamos su uso?
Detienen a hombre con un cuchillo en aeropuerto de Amsterdam
Terremoto remece isla de Java en Indonesia; emiten alerta de tsunami
En Perú inicia proceso de destitución del presidente por escándalo Odebrecht
Oposición y Gobierno de Venezuela inician nueva ronda de diálogo
Trump dice que “es vergonzoso lo que ha sucedido” con el FBI
Al menos 4 muertos en manifestaciones contra decisión sobre Jerusalén
Unión Europea da luz verde a nueva fase de negociaciones del Brexit
¿Por qué los alemanes trabajan menos y producen más?
Argentina vive jornada violenta y frustra reforma de las pensiones
EU aprueba cambio histórico al internet
Asegura Maduro que su gobierno terminó con la violencia en Venezuela
Desertor norcoreano pidió un 'mamut' al recobrar el conocimiento
La triste historia de Jumbo, el elefante en el que se inspiró Dumbo
Los Jedi se 'reúnen' con Putin y Trump en estos nacimientos
Juez de EU sentencian a sobrinos de primera dama de Venezuela
Arrestan a británicos de ultraderecha retuiteados por Trump
Acusaciones a Trump dañan la política de Estados Unidos: Putin
Al menos 6,700 rohinya fueron asesinados en Myanmar: Médicos Sin Fronteras
Ataque en academia de policía en Somalia deja 17 muertos
ISIS amenaza con ataques en EU por decisión sobre Jerusalén
Se suicida legislador de Kentucky acusado de abuso sexual
Tiroteo en universidad de Pensilvania deja dos muertos
Trump parece no estar solo, su nueva secretaria de Seguridad también apoya el muro
Países que integran ALBA se reunirán para concretar apoyo a Maduro