Mundo

Retoman hospital sirio 'secuestrado' por el Estado Islámico 

Fuerzas del gobierno sirio retomaron un hospital en el que habían irrumpido combatientes del Estado Islámico y tomado como rehenes a los miembros del personal médico.
Redacción 
14 mayo 2016 17:55 Última actualización 14 mayo 2016 17:55
El rupo Estado Islámico reivindicó los ataques terroristas del viernes 13 de noviembre en París. (Reuters)

El rupo Estado Islámico reivindicó los ataques terroristas del viernes 13 de noviembre en París. (Reuters)

Combatientes del grupo armado Estado Islámico (EI) irrumpieron hoy en un hospital estatal en el este de Siria, donde mataron a 20 miembros de las fuerzas progubernamentales y tomaron como rehenes a los miembros del personal médico. Tiempo después fuerzas del gobierno de Siria retomaron el recinto.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña y que monitoriza el conflicto de cinco años de duración, dijo que Estado Islámico había matado a al menos 35 miembros de las fuerzas armadas sirias y detenido a parte del personal médico del hospital.

Los combates dentro y alrededor del hospital también dejaron al menos 24 combatientes de Estado Islámico muertos, afirmó el observatorio.

La agencia de noticias Amaq, que respalda a Estado Islámico, dijo que sus combatientes habían perpetrado una "gran ofensiva" en el borde sudoccidental de Deir al-Zor el sábado, invadiendo el hospital Assad y cortando la ruta de suministro entre la base del Ejército sirio y el aeropuerto.

Estado Islámico controla la mayor parte de la provincia de Deir al-Zor y desde marzo del año pasado ha sitiado las áreas remanentes de la localidad bajo control del Gobierno en la ciudad del mismo nombre, que está cerca de la frontera oriental de Siria con Irak.

La agencia estatal de noticias rusa RIA reportó el sábado que una fuente dentro de la base aérea en el borde sur de la ciudad dijo que se había repelido un ataque de Estado Islámico.

Tanto el observatorio como Amaq dijeron que aún había fuertes enfrentamientos entre fuerzas del Gobierno y Estado Islámico en el área del ataque.