Mundo

Republicanos tienen plan alternativo para muro y se lo presentarán a Trump 

El plan de los legisladores de la Cámara de Representantes propone en lugar de construir un muro, instalar filas dobles de vallas en algunas zonas de la frontera; además se aumentar el personal en la frontera con agentes federales.
Reuters
10 noviembre 2016 6:54 Última actualización 10 noviembre 2016 6:55
Trump. (Especial)

Trump. (Especial)

WASHINGTON.- Los republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos esperan ofrecer al presidente electo Donald Trump un plan alternativo a su propuesta de construir un muro en la frontera con México, el primer desafío de legisladores de su propio partido a una de sus principales promesas de campaña.

Justo un día después del triunfo electoral de Trump sobre la demócrata Hillary Clinton, asesores de los congresistas dijeron que los legisladores quieren reunirse con el equipo del mandatario electo para discutir una opción menos costosa a su "gran, hermoso y poderoso muro".

El plan incluiría más vallas y aumentar el personal en la frontera con agentes federales, muchos de los cuales pertenecen a los sindicatos que apoyaron la candidatura de Trump, comentaron los asesores.

Según la propuesta, en lugar de construir un muro de ladrillos y cemento, se instalarían filas dobles de vallas en algunas zonas de la frontera, de 3 mil 200 kilómetros de longitud.

Un asesor republicano en la Cámara de Representantes y un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional dijeron que una muralla no es una solución realista, ya que bloquearía la visibilidad de los agentes fronterizos y debería atravesar una orografía accidentada, masas de agua y terrenos privados.

El asesor dijo que los republicanos que trabajan en el plan alternativo están esperando la formación del equipo de transición de Trump antes de proponer una fecha para reunirse. Un portavoz del presidente electo no respondió a una petición de comentarios sobre la propuesta o la esperada cita.

México afirmó que no pagará un muro fronterizo, tal y como prometió Trump en campaña.

La inmigración fue un asunto central en la campaña de Trump, que se centró en la preocupación de algunos votantes por los inmigrantes ilegales y la percepción de que se están quedando con empleos y presentan riesgos a la seguridad.