Mundo

Republicanos luchan por lograr apoyo a plan de salud tras ultimátum de Trump

Los demócratas se oponen a la ley, que tampoco cuenta con todo el apoyo republicano pese a cambios para hacerlo atractivo. Al menos 35 republicanos siguen decididos a votar en contra, según CBS News.
Reuters
24 marzo 2017 7:49 Última actualización 24 marzo 2017 7:50
Ley de salud EU Obamacare

(Reuters)

WASHINGTON.- Legisladores republicanos que luchan por superar las diferencias sobre la legislación de salud se enfrentan a una dura elección después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo público un ultimátum: aprobar el proyecto el viernes o dejar el Obamacare tal y como está.

Trump, un magnate inmobiliario que presumió sobre su gran capacidad negociadora durante la campaña presidencial de 2016, se enfrentó a su primera gran prueba para ver si puede trasladar sus habilidades al Congreso. Tras días de negociaciones no se logró un acuerdo por la oposición de moderados y conservadores del Partido Republicano y sigue sin estar claro si la ley cuenta con el apoyo necesario para ser aprobada.

Los mercados financieros, que se han visto impulsados por los planes de Trump de reducir impuestos y robustecer el gasto en infraestructura, están vigilando en detalle la situación. Los mercados bursátiles cayeron el jueves en Estados Unidos después de que los líderes republicanos aplazaron la votación y las bolsas europeas operaban la baja el viernes.

La Cámara de Representantes tenía previsto votar en la tarde del viernes el proyecto respaldado por Trump para sustituir la Ley de Salud Asequible aprobada en 2010 por el presidente demócrata Barack Obama.

"Los legisladores deberán responsabilizarse de por qué no votaron para librarse del Obamacare cuando tuvieron la oportunidad, y esa oportunidad es hoy", dijo el director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, en el programa "This Morning" de la cadena CBS.

La Comisión de Reglas de la Cámara, que fija la duración del debate sobre legislaciones y decide si se permite la presentación de enmiendas, envió de manera formal la ley de salud republicana a la sala el viernes por la mañana.

Los demócratas se oponen de forma unánime a la ley, que tampoco parece contar con el necesario apoyo republicano pese a los cambios de último minuto que buscan ampliar su atractivo.

Al menos 35 republicanos siguen decididos a votar contra el proyecto, según CBS News. Si votan todos los miembros de la Cámara, los republicanos solo pueden permitirse perder 21 sufragios.

La legislación propuesta por Trump es la primera iniciativa legislativa del presidente desde que asumió el cargo el 20 de enero. La votación estaba fijada para el jueves, el séptimo aniversario de la firma del Obamacare, pero en un embarazoso revés fue aplazada por el tenue respaldo.

En la noche del jueves, Trump indicó que no va a negociar más y exigió a los legisladores que apoyen el plan si no quieren sufrir las consecuencias. "El mensaje es (...) o se hace mañana o el Obamacare se queda", dijo el legislador Chris Collins de Nueva York, un aliado del mandatario.