Mundo

Reportan en Nepal 250 desaparecidos por alud

Luego de que un deslave en las laderas vecinas, removidas por el terremoto del sábado provocó la caída de una capa de lodo, hielo y nieve sobre la población lo que dejó al menos 250 desaparecidos. 
Agencias
28 abril 2015 23:6 Última actualización 28 abril 2015 23:6
Cremación de víctimas en Katmandú, de acuerdo con la costumbre hindú. (Reuters)

Cremación de víctimas en Katmandú, de acuerdo con la costumbre hindú. (Reuters)

KATMANDÚ.- Al menos 250 personas están desaparecidas en Ghodatabela, Nepal, luego de que un deslave en las laderas vecinas, removidas por el terremoto del sábado, provocó la caída de una capa de lodo, hielo y nieve sobre la población, reportaron autoridades locales.

En tanto, el primer ministro, Sushil Koirala, en un mensaje televisado, aseguró que el país remontará la destrucción causada por el sismo de 7.8 grados, que ha dejado al menos 5 mil 57 muertos.

El deslave en Ghodatabela confirmó el temor de que las réplicas del terremoto, combinadas con lluvias torrenciales, aumenten el peligro de avalanchas en la nación del Himalaya, atravesada por valles y grandes montañas. El pueblo, a doce horas de caminata de la localidad más cercana, es parte del distrito de Rasuwa, al norte de Katmandú, y es visitado a menudo por alpinistas, informó el gobernador Uddhav Bhattarai.

Por su lado, Koirala recalcó que “siempre hemos enfrentado, combatido y vencido inmensas tragedias y obstáculos con unidad, cooperación y ayuda mutua. Sé que seguiremos haciéndolo mientras avanzamos”. 

Aseveró que el sismo expuso fallas ante las emergencias, como una red de comunicaciones que rápidamente quedó fuera de servicio o saturada y la dificultad de distribuir ayuda médica por aire en zonas remotas, donde el abrupto terreno impide construir carreteras.

“El gobierno aprenderá de su debilidad al tiempo que continuamos encontrando la forma de lidiar con esta devastación. La tragedia nos enseñó que necesitamos organización y dirección ante los desastres naturales”, dijo al reconocer que el número total de muertos superaría los 10 mil.

En el Everest, helicópteros desalojaron a los últimos alpinistas varados en el campamento base, donde 19 personas murieron por una avalancha que causó el terremoto. Los equipos internacionales de ayuda y rescate siguen arribando a Katmandú, para salir de ahí hacia aldeas que fueron casi arrasadas. En los centros instalados en la capital crece el flujo de damnificados. El Ministerio de Asuntos Internos señaló que hay 11 mil heridos y más de 450 mil desplazados.

A su vez, Naciones Unidas indicó que 1.4 millones requieren asistencia alimenticia. Farhan Haq, vocero de la ONU, precisó que cerca de ocho millones fueron afectadas por el sismo, por lo que el organismo canalizará 15 millones de dólares de su fondo para ayuda por terremotos.