Renuncia ministro de Justicia británico; protesta por Brexit
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Renuncia ministro de Justicia británico; protesta por Brexit

COMPARTIR

···

Renuncia ministro de Justicia británico; protesta por Brexit

La renuncia de Phillip Lee le permitirá votar en contra del Gobierno sobre una iniciativa que busca dar al Parlamento más poder sobre los términos de la ruptura.

12/06/2018
Brexit

LONDRES.- Un joven miembro del Gobierno de la primera ministra británica Theresa May dimitió este martes en protesta por el Brexit, lo que animó a los legisladores proeuropeos antes de una votacion clave en el Parlamento sobre la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

El legislador conservador Phillip Lee, quien durante el referéndum de 2016 en Gran Bretaña votó a favor de que el país permaneciera en la Unión Europea, renunció como ministro de Justicia para poder votar en contra del Gobierno sobre una iniciativa que busca dar al Parlamento más poder sobre los términos de la ruptura.

"La gente, la economía y la cultura de mi circunscripción se verán afectadas negativamente" por la salida de Gran Bretaña de la UE y es "irresponsable proceder como lo hemos hecho", aseguró Lee.

El legislador pidió que el Brexit, ahora fijado para marzo de 2019, se aplace y que la gente pueda ir a un segundo referéndum sobre los términos de cualquier acuerdo de salida.

La dimisión de Lee se produjo mientras el frágil Gobierno minoritario de May trata de reforzar el apoyo entre los legisladores durante dos días de debates y votaciones de alto riesgo sobre su proyecto de ley insignia en la Cámara de los Comunes para el Brexit.

El proyecto de ley de retirada de la Unión Europea, un complejo instrumento legislativo destinado a separar a Gran Bretaña de cuatro décadas de normas y reglamentos de la UE, se ha topado con un duro revés en el Parlamento. La cámara alta -la Cámara de los Lores- introdujo enmiendas en 15 áreas para suavizar los términos de la salida de Gran Bretaña.

El Gobierno dice que los cambios debilitarían la posición negociadora de Gran Bretaña y trata de alterarlos o revertirlos en la cámara baja. Sin embargo, May enfrenta una posible rebelión de algunos legisladores de su Partido Conservador, que quieren mantener lazos estrechos con el bloque una vez que se concrete la salida del Reino Unido.

Se están uniendo en torno a una enmienda que otorga a la Cámara de los Comunes el poder de enviar al gobierno de vuelta a la mesa de negociaciones con la UE en Bruselas si a los legisladores no les gustan los términos del acuerdo del Brexit alcanzado con la UE.

Actualmente, el gobierno está ofreciendo a los legisladores una votación de "tómenlo o déjenlo" sobre el acuerdo final.