Mundo

Renuncia enviado de ONU para Yemen, mientras vicepresidente pide a rebeldes a detener avance

Jamal Benomar señaló “su interés en que se le adjudique otra responsabilidad distinta a la actual”, dijo la ONU; el vicepresidente de Yemen pidió poner fin al conflicto e hizo un llamado a los rebeldes chiíes y las fuerzas aliadas para detener su ofensiva en la ciudad portuaria de Aden.
Agencias
16 abril 2015 7:47 Última actualización 16 abril 2015 7:48
Yemen

La renuncia del enviado especial de la ONU ocurre cuando el país se desquebraja ante los ataques aéreos de Arabia Saudita. (Reuters)

GINEBRA/RAID. El enviado especial de la ONU para Yemen, Jamal Benomar, renunció en momentos en que el país se desquebraja ante los bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudita contra los rebeldes chiítas houthis supuestamente apoyados por Irán.

En un comunicado, Naciones Unidas (ONU) señaló que Benomar ha expresado “su interés en que se le adjudique otra responsabilidad distinta a la actual”, en tanto que señaló que el sucesor del enviado especial para Yemen será dado a conocer en el momento adecuado.

"Hasta entonces y una vez que eso ocurra, Naciones Unidas no escatimará esfuerzos para relanzar el proceso de paz que guíe de nuevo a una transición política", subrayó.

En respuesta el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, agradeció enormemente “los esfuerzos incansables de Benomar por todo lo que ha hecho en los últimos años para promover el consenso y la confianza en una salida pacífica en Yemen”.

La renuncia de Benomar llega en un momento inoportuno para la ONU debido a la escalda de violencia en el terreno, cuyo número de muertos y de heridos es incierto ya que las cifras contrastan día con día.

Cifras conservadoras hablan de 900 civiles muertos en tanto que otros han denunciado hasta dos mil 500, además de que aumenta el número de heridos, más de 120 mil desplazados internos y el peligro de que el país caiga en una espiral de violencia difícil de revertir.

Por otra parte, el vicepresidente de Yemen pidió poner fin al conflicto en su país devastado por la guerra e hizo un llamado a los rebeldes chiíes y las fuerzas aliadas para detener su ofensiva en la ciudad portuaria de Aden.

Khaled Bahah declaró que esto sería un gesto de buena voluntad que podría abrir la puerta a iniciativas de paz.

Con feroces combates en Aden, los rebeldes conocidos como huthies y unidades militares aliados con ellos tratan de tomar el control de la ciudad.

Bahah habló desde Riad, la capital saudí, donde él y el presidente Abed Rabbo Mansour Hadi están desde que el gobierno se derrumbó luego que los rebeldes tomaran el poder.

Con información de Notimex y AP.

Todas las notas MUNDO
Termina búsqueda del MH370, sin rastro del avión desaparecido
Presidente de China dice que no hay ganadores en una guerra comercial
Putin rechaza haber espiado a Trump en Moscú
Ucrania presenta caso contra Rusia en La Haya
Reino Unido abandonará mercado único de la UE, asegura May
Detenido en Estambul confiesa ser el autor de la ataque de Año Nuevo
La UE convoca a la unidad contra Donald Trump
"Peor que Obama no será": Maduro sobre Donald Trump
Donald Trump y Martin Luther King hablan de votos
Hombre que atacó club nocturno en Estambul es capturado
Fiscalía surcoreana pide arresto del heredero de Samsung
FBI detiene en California a la esposa del atacante de Orlando
Nombran a embajador mexicano representante de la ONU en El Salvador
Obama advierte a Trump que no derrumbe el acuerdo nuclear con Irán
Ataques suicidas contra universidad de Nigeria dejan cuatro muertos
Trump espera pronta aprobación de dinero para el muro fronterizo
Europa es dueña de su propio destino: Merkel
Rusia pide paciencia y aguardar la toma de posesión de Trump
Accidente aéreo en Kirguistán deja al menos 37 muertos
Maduro renueva control económico en plena crisis
Estas son algunas guías sobre la política exterior de Trump
Piden no tomar medidas unilaterales para resolver conflicto palestino-israelí
Reportan al menos 26 muertos tras motín en cárcel de Brasil
Equipo de Trump considera mudar sala de prensa de la Casa Blanca
El Salvador vive un día sin asesinatos después de dos años