Mundo

Reino Unido no puede firmar acuerdos comerciales mientras siga en la UE: negociador 

El primer vicepresidente de la Comisión Europea aclaró que Reino Unido puede firmar un acuerdo comercial con un tercer país una vez que haya salido de la Unión Europea, pero no puede hacerlo antes.
Reuters
24 enero 2017 8:8 Última actualización 24 enero 2017 8:8
Unión Euroopea

(Reuters)

LA VALETA.- Reino Unido puede discutir pero no firmar acuerdos comerciales bilaterales mientras siga siendo miembro de la Unión Europea, dijo el subjefe del brazo ejecutivo del bloque, que liderará las negociaciones técnicas del Brexit.

Las declaraciones de Frans Timmermans ponen de relieve los posibles obstáculos y demoras al plan británico que apunta a buscar pactos comerciales con Estados Unidos y otras naciones mientras se prepara para abandonar el bloque regional.

La primera ministra Theresa May había prometido iniciar en marzo el proceso formal de salida de la UE, aunque el momento de la separación del bloque quedó en duda el martes cuando el Tribunal Superior británico dictaminó que la mandataria debe buscar antes aprobación parlamentaria nacional.

"Es una situación legal muy simple", dijo a periodistas Timmermans, primer vicepresidente de la Comisión Europea. "Todos pueden hablar con todos, pero sólo puedes firmar un acuerdo comercial con un tercer país una vez que hayas salido de la UE. No puedes hacerlo antes".

Sus comentarios parecieron menos rígidos que los de su jefe, el presidente de la Comisión Jean-Claude Juncker, quien dijo el año pasado que no le gustaba que Reino Unido estuviera negociando acuerdos comerciales cuando aún no había concretado el Brexit.

También sostuvo esta línea el ministro europeo de Italia, Sandro Gozi, otro de los asistentes a un encuentro de funcionarios de la UE en Malta: "Está claro que el comercio es una competencia exclusiva (de las instituciones centrales de la UE en nombre de sus estados miembros). Mientras Reino Unido permanezca en la UE, debería respetar la ley de la UE".

La normativa del bloque da a ambas partes dos años de plazo desde el momento en que se activa una cláusula de salida para negociar y acordar la separación antes de hacerla efectiva.