Mundo

Régimen sirio lanzó ataque químico: Human Rights Watch

10 febrero 2014 4:17 Última actualización 10 septiembre 2013 17:19

  [Han sido varios los países y organizaciones que culpan al presidente sirio del ataque químico/Reuters/Archivo]  


 
AP

BEIRUT— El grupo activista Human Rights Watch afirmó el martes que la evidencia "sugiere fuertemente" que las fuerzas del régimen sirio lanzaron cohetes con ojivas que contenían un agente nervioso —muy probablemente sarín— en el ataque de agosto contra un suburbio de Damasco en el que murieron centenares de personas.

El informe del organismo defensor de los derechos humanos fue divulgado en momentos en que la comunidad internacional sopesa cómo responder al ataque en Guta, un suburbio de la capital. Estados Unidos, Francia y otros culpan a las fuerzas del presidente sirio Bashar Assad, mientras que el régimen dice que los insurgentes fueron los responsables.

HRW no tuvo acceso directo a las zonas afectadas ni a las víctimas, pero indicó que sus conclusiones se sustentan en relatos de testigos, los fragmentos físicos de las armas que se utilizaron y los síntomas que mostraron las víctimas documentadas por personal médico.

La organización con sede en Nueva York aseveró que solicitó la asesoría técnica de un experto en la detección y en los efectos de armamento químico, y sus expertos estudiaron los síntomas médicos documentados de las víctimas y analizaron vídeos de activistas difundidos en internet tras el ataque.

"Esta evidencia sugiere fuertemente que las tropas del gobierno sirio lanzaron cohetes con ojivas químicas contra los suburbios de Damasco esa terrible mañana", dijo Peter Bouckaert, director de emergencias de HRW.

Los síntomas de los afectados "proporcionan evidencia reveladora sobre los sistemas de armas empleados", agregó.

Tres médicos que atendieron a las víctimas dijeron a HRW que exhibían diversos síntomas, entre ellos convulsiones, espuma en la boca y mareos, todos los cuales concuerdan con la exposición a agentes nerviosos como el sarín.

Los agentes nerviosos, los más tóxicos de las armas químicas, afectan al sistema nervioso y son peligrosos tanto en su estado líquido como en forma de gas. Pueden ser lanzados en misiles, bombas, cohetes, proyectiles de artillería y otras municiones de gran tamaño. Se cree que el régimen sirio posee tabún, sarín y VX.

HRW agregó que las pruebas relacionadas con el tipo de cohetes y lanzadores utilizados en el ataque sugieren que los sistemas de armas que se utilizaron sólo están en poder de las fuerzas sirias.

HRW difundió sus conclusiones en un informe de 22 páginas.

Assad y funcionarios de su gobierno han refutado las acusaciones de que sus fuerzas usaran agentes químicos, y han culpado a los rebeldes sirios, a los que describen como terroristas, de efectuar el ataque para ganar apoyo internacional.

Washington dice que sus reportes de inteligencia indican que en el ataque contra Guta murieron al menos mil 429 personas, de las cuales más de 400 eran niños, aunque otros cálculos dan cifras mucho menores.

El canciller sirio Walid al-Moalem dijo el martes que su gobierno aceptó la propuesta de colocar su arsenal químico bajo control internacional para ser posteriormente desmantelado en un intento por evitar la acción militar de Estados Unidos, mientras que Francia propuso una resolución de las Naciones Unidas que haga cumplir militarmente el plan si el gobierno sirio no lo cumple.