Mundo

Refugiados en Suecia tendrán trabajo: ¡en una década!

Los refugiados recibidos por Suecia no tienen trabajo tan rápido como quisiera; cifras revelan que el 53% de los que llegaron en 2003 habían encontrado trabajo para 2013 y de los que llegaron hace dos años, sólo aproximadamente el 30% tiene empleo en este momento.
Bloomberg
02 octubre 2015 16:8 Última actualización 04 octubre 2015 5:0
Inmigrantes

Suecia recibirá 7 mil refugiados sirios. (Reuters)

La estrella de los medios sociales Mahmoud Bitar atrajo a cientos de miles de seguidores en Facebook durante su huida de Siria a Suecia. Ahora publica videos bromeando sobre la vida como refugiado cerca de la ciudad de Örebro.

Bitar recibe muchas ofertas para trabajar de actor pero sólo puede “comer y dormir” mientras espera el permiso de residencia. “Vivir en Suecia no es tan fácil como se podría soñar”, dijo Bitar, que trabajaba en un hotel en Aleppo antes de huir a pie atravesando Oriente Medio, Turquía y Grecia rumbo a Escandinavia.

Podría ser uno de los afortunados tan pronto como tenga su permiso de residencia, en un año aproximadamente. Pero, sobre la base de lo ocurrido en el pasado, alrededor de la mitad de los refugiados que lleguen hoy al país nórdico seguirá sin empleo en 2025.

El país de 10 millones de habitantes se convirtió en la última década en un refugio para quienes huyen de los conflictos de Oriente Medio, primero de Irak y ahora de Siria. La nación aceptó a unos 80 mil iraquíes desde comienzos de la última década y a unos 100 mil sirios desde 2011.

Sin embargo, Suecia ha tenido un éxito limitado en absorber a sus nuevos conciudadanos. Según la Oficina de la Auditoría General, sólo el 53 por ciento de los refugiados que llegaron en 2003 habían encontrado trabajo para 2013. De los que llegaron hace dos años, sólo aproximadamente el 30 por ciento tiene empleo en este momento. La tasa de desempleo de Suecia es de 7 por ciento en la actualidad.

La presión que sufren el mercado laboral y la economía en su totalidad es cada vez más crítica. Con la llegada de 7 mil refugiados a Suecia sólo en la última semana, el gobierno anunció que estaba tratando de encontrarles alojamiento en antiguas cárceles y edificios administrados por empresas estatales. Unas 100 mil personas no pueden salir del sistema de asilo.

OPINIONES OPUESTA

La opinión pública está dividida. Una encuesta de Ipsos dada a conocer el fin de semana mostró que el 44 por ciento de los suecos aceptan a más refugiados, en tanto un 30 por ciento quiere que vengan menos. Y la población se está polarizando: ganan apoyo los Demócratas de Suecia, partido anti-inmigración que obtuvo un 13 por ciento de los votos en las elecciones del año pasado.

Oscar Sjöstedt, portavoz de política económica de los Demócratas de Suecia, dijo que el sistema sueco no está pensado para recibir grandes oleadas de refugiados porque no tiene un “modelo estadounidense de empleos de bajo salario”.

El gobierno, que asumió el año pasado, ahora trabaja para que los refugiados consigan trabajo más rápido, por ejemplo a través de un programa de formación profesional a medida.

“No debería llevar tanto tiempo”, dijo el ministro de Inmigración, Morgan Johansson. “Vemos que los que llegan de Siria tienen un nivel de educación bastante alto y, en el caso de ellos, la cuestión pasa por aprender sueco”.

Aprender el idioma es exactamente lo que necesita Bitar, según dijo.

“Espero que agilicen el proceso para otorgar el permiso de residencia porque estoy aquí para trabajar y pagar impuestos, no para quedarme de brazos cruzados en el campamento”, agregó.