Mundo

Recrudece violencia en Venezuela

Opositores al presidente Nicolás Maduro continúan enfrentándose contra policías y militares, sobre todo en las zonas acaudaladas de Caracas. En ciudades como San Cristóbal, escuelas y negocios no abrieron ante los continuos enfrentamientos.
Reuters
20 febrero 2014 10:13 Última actualización 20 febrero 2014 10:28
Venezuela

Vecinos acumulan objetos para bloquear las calles. (Reuters)

CARACAS.-  Los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad recrudecieron el jueves en Venezuela, mientras opositores al presidente socialista Nicolás Maduro quemaban basura en improvisadas barricadas en Caracas y en otras ciudades del país.

Al menos cinco personas han muerto en hechos directamente relacionados con los enfrentamientos, y una más falleció de causas naturales al no poder llegar a un hospital a causa de los bloqueos, según el Gobierno, mientras se reportaban decenas de heridos y detenidos en el país petrolero sudamericano.

Las zonas acaudaladas en el este de Caracas, un tradicional bastión de la oposición, estuvieron entre las más sacudidas por los choques. Policías y militares dispararon gases lacrimógenos y perdigones contra jóvenes armados con piedras y bombas molotov.

Este jueves, vecinos de algunos barrios comenzaban a acumular objetos para bloquear las calles.

Ante la falta de cobertura de los hechos de violencia por parte de las radios y televisoras locales, los venezolanos recurrían a las redes sociales para enterarse de la situación, entre reportes de fotos e informaciones falsas.

Aunque las manifestaciones son el mayor desafío del presidente Nicolás Maduro desde que asumió en abril, no había indicios de que su administración pudiera tambalear. Y los militares, cruciales en la historia venezolana para inclinar la balanza de poder, han cerrado filas en torno al presidente.

"No podemos subestimar a los grupos fascistas que tienen a su jefe preso en una cárcel", dijo Maduro la noche del miércoles durante una cadena de radio y televisión.

La situación también había empeorado en las capitales andinas de San Cristóbal y Mérida, en el occidente del país, donde el Gobierno suspendió temporalmente el porte de armamento.

Residentes reportaban que San Cristóbal, en el estado de Táchira en la frontera con Colombia, parecía una "zona de guerra" y que el transporte público no funcionaba, y que ni los bancos ni el comercio abrieron sus puertas.

En el estado central de Carabobo, cercano a Caracas, una dependencia del Gobierno reportó que manifestantes opositores quemaron vehículos de mantenimiento.