Mundo

Rebeldes sirios sitiados piden ayuda

12 febrero 2014 4:13 Última actualización 30 mayo 2013 11:8

[Reuters / Archivo]  Asediados rebeldes piden ayuda cerca de frontera libanesa. 


 
Reuters
 
Rebeldes sirios bajo asedio en una ciudad cercana a la frontera libanesa hicieron el jueves un desesperado pedido de ayuda militar y sanitaria, diciendo que no pueden evacuar a cientos de heridos que dejó la fuerte ofensiva lanzada por el Gobierno con el respaldo del grupo combatiente libanés Hezbollah.
 
Junto a la ofensiva militar, el presidente Bashar al-Assad intentó hacer valer en casa sus ventajas diplomáticas. Resaltó sus alianzas extranjeras al anunciar la llegada de misiles antiaéreos de Rusia y declaró su disposición a asistir a una conferencia de paz en Ginebra con sus oponentes.
 
En tanto, el ejército turco informó que soldados de la fuerza dispararon hacia Siria luego de que uno de sus vehículos que patrullan la frontera recibió disparos de personas no identificadas.
 
Los soldados turcos contestaron los disparon luego de que 5 hombres atacaron con armas de fuego al vehículo el miércoles cuando patrullaba la frontera compartida la provincia sureña de Hatay. El ejército turco informó que no hubo heridos en el incidente.
 
Qusair ciudad para derrocar; Damasco en poder de rebeldes
 
Assad lanzó una ofensiva para recuperar el control de la ciudad de Qusair hace 2 semanas, en lo que muchos ven como un intento de reestablecer la conexión entre Damasco y el corazón de la comunidad alauita -a la que pertenece Assad- en la costa mediterránea.
 
"Tenemos unos 700 heridos en Qusair y 100 de ellos están recibiendo oxígeno. La ciudad está rodeada y no hay manera de acercar ayuda médica", dijo Malek Ammar, un activista de la oposición en la asediada ciudad.
 
La opinión generalizada es que Assad estaría haciendo un esfuerzo por afianzar su control en los centros críticos de Siria para fortalecer su posición en una planeada conferencia de paz liderada por Estados Unidos y Rusia.
 
Qusair, una pequeña ciudad cercana a las líneas de abastecimiento tanto de las fuerzas aliadas de Assad como de los rebeldes que buscan derrocarlo, y los suburbios de Damasco en poder de los rebeldes han sido el centro de la ofensiva del ejército gubernamental.
 
Los consejos opositores locales en los suburbios de Damasco hicieron su propio pedido de ayuda, diciendo que las zonas que rodean a la capital siria que han estado sitiadas durante 7 meses ahora sufren un fuerte ataque por parte de fuerzas de Assad respaldadas por milicias iraquíes y libanesas.
 
"Hoy las fuerzas se están concentrando (...) desde el este y el oeste, preparándose para realizar más masacres", escribieron en Facebook los rebeldes bloqueados en la región de Ghouta.
 
Los rebeldes han estado tratando de contrarrestar la ofensiva del ejército pero han sufrido reveses cerca de sus rutas de abastecimiento en Damasco y en la provincia de Homs, donde está ubicada Qusair.
 
Miles de muertos
 
Los combatientes rebeldes en Qusair pidieron a través de redes sociales a sus aliados que acudan para romper el bloqueo, diciendo que la ciudad ubicada cerca de la frontera con Líbano podría ser devastada.
 
"Si todos los frentes rebeldes no se movilizan para detener este crimen liderado por Hezbollah y el Ejército de perros traidores de Assad (...) pronto estaremos diciendo que alguna vez existió una ciudad llamada Qusair", expresaron.
 
El conflicto sirio, que lleva ya 2 años, comenzó como un movimiento de protesta pacífico que evolucionó en una insurrección armada tras una violenta represión de las fuerzas de seguridad del Gobierno. Más de 80,000 personas han muerto y la violencia ahora está alimentando tensiones políticas y sectarias en países vecinos.
 
La milicia chií Hezbollah habría aportado cientos de combatientes a las fuerzas del Gobierno, muchos de ellos con experiencia militar en la guerra del 2006 contra Israel, para ayudar a Assad a controlar Qusair.
 
Peleas
 
Un intento por terminar con las peleas entre los islamistas y liberales de la oposición al ofrecerles a los liberales más asientos en cuerpo en el exilio, que tanto potencias árabes como occidentales quieren para formar un Gobierno de transición, no logró obtener apoyo de los combatientes dentro de Siria.
 
Los rebeldes que están en Siria emitieron una nueva demanda de tener tantas bancas como los grupos en el exilio.
 
Pese a una oferta de los suníes que dominan la Coalición de otorgar más asientos al bloque liberal las peleas continuaron, frustrando a Turquía, diplomáticos occidentales y países árabes del Golfo que esperan que la organización pueda usar la conferencia de paz -que Washington y Moscú están tratando de organizar en Ginebra- para asumir responsabilidades gubernamentales.
 
En Siria, la organización que reúne a diversas unidades de combate emitió su propia respuesta, demandando que les den la mitad de los asientos en el área de Gobierno de la Coalición, un reflejo de la persistente desconfianza entre combatientes y exiliados.
 
Rusia, un aliado de Damasco desde los días de la Guerra Fría cuando el difunto padre de Assad estaba en el poder, se burló de las demandas de la oposición para que el presidente acepte dar un paso al costado como condición para asistir a las conversaciones.
 
Funcionarios de Rusia, Estados Unidos y Naciones Unidas celebrarán una reunión de planeamiento de las conversaciones el próximo miércoles.
 
En una entrevista de televisión aún no difundida pero citada por un periódico libanés, Assad dijo que planeaba asistir a la reunión de Ginebra, pero que no tenía esperanzas de un acuerdo fructífero y prometió seguir combatiendo a los rebeldes.
 
Resaltando los recursos internacionales a los que puede apelar, pese a las sanciones occidentales, Assad dijo que Siria había recibido el primer envío de misiles S-300 rusos, bajo un acuerdo firmado antes del conflicto y que ha generado el rechazo de Israel.
 
Las potencias occidentales han sido reticentes a armar a los rebeldes porque temen que las armas puedan terminar en manos de islamistas que las usen en su contra.
 
 
 
 
 
Todas las notas MUNDO
Detienen en Holanda a conductor que llevaba tanques de gas; anulan concierto de rock
La corrupción se combate con principios éticos: Navarro Wolf
El retiro que toda pareja quisiera tener: viajar por el mundo
Amigos o no, Trump merece respeto como presidente: Merkel
Juez de EU decidirá extradición de Martinelli el 31 de agosto
Policía detiene a otros dos sospechosos por ataque con cuchillo en Finlandia
Ataque de ISIS en Libia deja 11 decapitados
Bolsas europeas cierran con pérdidas; euro, en máximos de 10 meses
"En Venezuela ha ocurrido la muerte del derecho": exfiscal
Por error, Reino Unido pide a ciudadanos de la UE que se vayan
Amenaza de Trump sobre muro paralizaría al Gobierno, dice Schumer
Hillary Clinton califica a Donald Trump de "tipo sucio" en su libro
SRE analiza líneas de acción para Embajada de México en Venezuela
Brasil lanza nueva fase de investigación en el caso 'Lavado de Autos'
Marina de EU remueve a comandante tras colisión de buque en Asia
Remanentes de 'Harvey' se convertirá en depresión tropical, advierte CNH
May se congratula por contrato para compra de autobuses con la CDMX
Policía busca conexiones de atacantes de Barcelona dentro y fuera de España
Egipto cancela reunión con Kushner tras recorte de ayudas
Ataque de alianza saudí alcanza hotel en Yemen; habría varios muertos
A la Donald Trump, Maduro corre a los reporteros de una reunión de prensa
El Vaticano ve a Putin como un mediador
En mitin en Arizona, Trump defiende su respuesta a la violencia en Charlottesville
¡Del lado equivocado de la historia! Gritaron a Trump en Phoenix
Trump dice 5 mentiras al día y estas son las más comunes