Mundo

Rebeldes sirios se acercan a pueblo controlado por ISIS

Dabiq un pueblo ubicado en el campo al noreste de Alepo, tiene poco valor estratégico, es visto por ISIS como el lugar donde se librará una batalla final entre musulmanes e infieles, proclamando el Apocalipsis.
Reuters
03 octubre 2016 7:29 Última actualización 03 octubre 2016 7:29
Etiquetas
Siria

(Reuters)

ESTAMBUL/BEIRUT.- Los rebeldes sirios respaldados por Turquía y una colación liderada por Estados Unidos se están acercando al pueblo de Dabiq controlado por ISIS, el sitio de una profecía apocalíptica central para la ideología del grupo militante.

Grupos rebeldes del Ejército de Siria Libre han estado presionando hacia el sur en territorio de ISIS en una operación respaldada por Turquía desde el 24 de agosto y han tomado pueblos cerca de Dabiq en los últimos días.

Un líder rebelde dijo que el plan era alcanzar Dabiq dentro de las próximas 48 horas, pero advirtió que ISIS había minado fuertemente el área que rodea la ciudad, en una señal de la importancia que tiene para el grupo.

Aunque Dabiq, un pueblo ubicado en el campo al noreste de Alepo, tiene poco valor estratégico, es visto por ISIS como el lugar donde se librará una batalla final entre musulmanes e infieles, proclamando el Apocalipsis.

El grupo ha llamado "Dabiq" a su revista online en inglés y en abril y mayo envió unos 800 combatientes allí para defenderla contra los avances de las Fuerzas Democráticas Sirias, lideradas por los kurdos, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

"Si todo sigue según lo planeado, en las próximas 48 horas estaremos en Dabiq", dijo Ahmed Osman, comandante del grupo Sultan Murad FSA, en una grabación de voz enviada a Reuters.

Pero ISIS ha minado fuertemente el área, lo que hizo que los avances alrededor de Turkman Bareh fueran más lentos que en otras zonas, dijo Osman, quien agregó que 15 muertes entre los insurgentes en las últimas 24 horas fueron causadas por minas y fuego de mortero.

La coalición liderada por Estados Unidos contra ISIS está apoyando activamente a los rebeldes mientras avanzan "a unos pocos kilómetros de su debilitado bastión" de Dabiq, dijo Brett McGurk, enviado especial de Washington en la coalición, en un tuit.