Reactores nucleares antiguos; desafío de seguridad: IAEA
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Reactores nucleares antiguos; desafío de seguridad: IAEA

COMPARTIR

···
Mundo

Reactores nucleares antiguos; desafío de seguridad: IAEA

15/07/2013
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Reuters
 
VIENA- El año pasado se lograron importantes avances en el reforzamiento de la seguridad nuclear en todo el mundo, dijo la agencia atómica de la ONU en su informe anual, pese al "desafío" que representan una gran cantidad de reactores anticuados.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) publicó el informe poco antes de una protesta el lunes de activistas de Greenpeace contra una de las plantas nucleares más antiguas de Francia, exigiendo su cierre.

La planta de Tricastin, de EDF, fue construida hace más de 30 años, una antigüedad que comparte con varias instalaciones de energía atómica, mostró el sondeo de la IAEA.

En general, sin embargo, el reporte de la agencia fue optimista sobre los avances, diciendo que "la comunidad nuclear mundial logró un notable avance en el reforzamiento de la seguridad nuclear en el 2012".

El reporte es publicado más de dos años después del colapso de reactores de la planta nuclear japonesa de Fukushima, causados por un terremoto y un tsunami en marzo del 2011 y que generaron dudas sobre si la energía atómica era segura.

Desde el desastre de Fukushima, una gran mayoría de estados miembros de la IAEA con plantas nucleares han realizado las llamadas prueba de estrés de seguridad, dijo la agencia de la ONU.

"Muchos han tomado medidas adicionales de seguridad", afirma el informe publicado el fin de semana en el sitio web de la IAEA.

La seguridad operacional sigue siendo alta, agregó la IAEA, refiriéndose a datos de indicadores de desempeño de 437 plantas de energía nuclear en todo el mundo.

De ese total, 162 operan desde hace más de 30 años y 22 por más de 40. El envejecimiento y las tareas de largo plazo de las plantas nucleares "es un desafío continuo para los reguladores, operadores y empresas", dijo la IAEA.