Mundo

Rajoy-Sánchez en un ríspido debate

Mariano Rajoy del Partido Popular y Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista Obrero Español tuvieron un debate en vísperas de las elecciones generales del próximo domingo.
Agencias
14 diciembre 2015 22:58 Última actualización 15 diciembre 2015 5:0
Los candidatos durante el debate  que fue televisado. (Reuters)

Los candidatos durante el debate que fue televisado. (Reuters)

MADRID.- La economía y la corrupción fueron los temas que centraron el debate de más de dos horas, entre el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, del Partido Popular (PP), y Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), las principales fuerzas políticas en España en vísperas de las elecciones generales del próximo domingo.

Ante el riesgo de que el bipartidismo se rompa en el país por la aparición de nuevas fuerzas políticas: Podemos y Ciudadanos, Rajoy se aferró en el debate televisado a comentar la recuperación económica para convencer a los votantes de que le den otros cuatro años de mandato para continuar con las reformas.

“Mi objetivo será crear empleos”, agregó en su primera intervención. “El trabajo dará seguridad a los españoles y garantizará un buen sistema de pensiones y servicios sociales”, añadió.

En su oportunidad, Sánchez acusó a Rajoy de utilizar la mayoría del PP en el Congreso para acabar con las pensiones y el Estado del Bienestar, con sus ajustes en sanidad y educación.

El líder del PSOE, cuyo partido sería el segundo más votado tras el PP el próximo domingo, pero en estrecha pugna con Ciudadanos y Podemos, reprochó al presidente del gobierno solicitar un rescate bancario, mientras abandonaba a los ciudadanos.

Propuso revertir la reforma laboral, que daña a los trabajadores, y no permitir más recortes al Estado del Bienestar.

INDECENTE 

El debate alcanzó su momento más ríspido, con el tema de la ceorrupción, la segunda preocupación de los españoles tras el desempleo.

Rajoy presumió de su honradez ante Sánchez, que le acusó de “no ser decente” y le recordó los procesos judiciales por corrupción contra el extesorero del PP, Luis Bárcenas, y el exvicepresidente del gobierno, Rodrigo Rato.

“Jamás me ha citado nadie en ningún juzgado ni jamás me acusó nadie de apropiarme de nada. No me dedico a la política por dinero”, dijo Rajoy.

“Si usted creía que yo tenía que haber dimitido, tenía que haber presentado una moción de censura”, añadió, calificando la acusación de Sánchez de “ruin, mezquina y miserable”.

Sobre el tema de Cataluña, Rajoy defendió la unidad de España, mientras Sánchez propuso un estado federado para el país.

Todas las notas MUNDO
Jefe de Exxon Mobil podría ser designado Secretario de Estado de EU
Equipo de Trump rechaza versiones de apoyo de hackers rusos
OPEP y Rusia ven acuerdo para recortar suministro
Guerra en Colombia ha terminado: Juan Manuel Santos
La vida de un gaucho en el fin del mundo
Japón 'golpeará' a la mala suerte con una raqueta con la cara de Trump
Él es el favorito para ser nombrado por Trump embajador en México, según el WP
Obama pide investigar rol de Rusia en comicios presidenciales
Sismo de magnitud 6.9 golpea nuevamente las Islas Salomón
Ellos también fueron Personajes del Año de la revista Time
Presidente colombiano recibirá Nobel de la Paz en medio de incertidumbre por acuerdo
Trump ofrece a Gary Cohn puesto económico clave: NBC
Régimen sirio vuelve a bombardear Alepo y Rusia da su beneplácito
Ataque suicida deja 30 muertos en Nigeria: Ejército
Seis muertos en una explosión en El Cairo
Parlamento de Corea del Sur vota por someter a presidenta a juicio
Trump pide mejorar relación con China, pero critica a Pekín
Trump seguirá la 'tradición del reloj'... quizá por última vez
Sismo de magnitud 7.7 remece Islas Salomón; hay alerta de tsunami
Corte Suprema de Reino Unido decidirá sobre inicio de 'Brexit'
Sismo de magnitud 6.5 se registra en costa de California
Conoce cómo va el ‘Trump Team’ para 2017
Juez ordena poner fin al recuento de votos en Michigan
Sismo en Indonesia deja 102 muertos y miles de damnificados
Presidente italiano comienza consultas para atajar la crisis política