Mundo

¿Quién está detrás del asesinato de los 132 estudiantes en Pakistán?

El grupo talibán Tehreek-e (TTP) se atribuyó el atentado contra una escuela en Pakistán; esta organización es considerada por Estados Unidos como grupo terrorista. 
Redacción
16 diciembre 2014 17:37 Última actualización 16 diciembre 2014 19:30
Cientos de niños fueron atacados por integrantes de una célula talibán mientras se encontraban estudiando. (Reuters)

Cientos de niños fueron atacados por integrantes de una célula talibán mientras se encontraban estudiando. (Reuters)

Al menos 132 estudiantes y nueve trabajadores de una escuela murieron el martes en la ciudad de Peshawar, en Pakistán, en un ataque perpetrado por talibanes armados que cometieron la peor matanza en el país en años.

Los pakistaníes, acostumbrados a ataques militantes casi diarios, quedaron conmocionados por la magnitud de la matanza y la pérdida de tantas vidas jóvenes.

Horas después de que se perpetrara el asalto en la escuela, el portavoz del grupo talibán Tehreek-e, Mohamed Jurasani, se atribuyó el ataque en una llamada a los medios.

1
¿QUÉ ES EL GRUPO TEHREEK-E?

De acuerdo con el Centro Nacional de Contraterrorismo de Estados Unidos (NCTC), el Tehreek-e (TTP) se formó como parte de una alianza de grupos militantes en 2007 para “unificar la lucha contra el Ejército pakistaní en las Áreas Tribales bajo la administración Federal”.

El TTP contempla establecer la ideología islamista en territorio pakistaní y derrocar al gobierno.

El primer líder de la agrupación, Batullah Mahsud, fue asesinado en una explosión el 5 de agosto de 2009 y fue sustituido por Hakimullah Mehsud, quien se comprometió a implementar operaciones suicidas en Estados Unidos.

Cientos de niños fueron desalojados tras el ataque perpetrado en una escuela en Pakistán. (Reuters)

Dentro de las operaciones del grupo está el atentado fallido con un auto bomba en Times Square en 2010, así como varias amenazas en contra de Estados Unidos y de Reino Unido por su participación militar en Afganistán.

El TTP se encuentra dentro del listado de grupos terroristas del gobierno estadounidense.

1
“QUEREMOS QUE SIENTAN EL DOLOR”

El ejército pakistaní lanzó en junio una amplia operación militar en la zona tribal de Waziristán del Norte, prometiendo que perseguiría a todos los grupos milicianos en la zona. Al lanzar la operación, civiles y fuerzas de seguridad temieron una represalia de los milicianos, pero hasta el martes no se había producido ninguna represalia.

Los talibanes han atacado principalmente fuerzas de seguridad, bases militares y aeropuertos, mientras que los objetivos civiles son relativamente raros.

Sin embargo, analistas creen que el asalto a la escuela fue principalmente motivado porque en ese lugar estudian los hijos de oficiales militares de Pakistán.

Familiares de los cientos de estudiantes paquistanís muertos lloraban el martes. (Reuters)

En sus declaraciones, Jurasani dijo que seis atacantes suicidas habían realizado el asalto en represalia por la muerte de talibanes a manos de las autoridades pakistaníes.

"Elegimos una escuela del Ejército para el ataque porque el Gobierno está apuntando contra nuestras familias y mujeres", dijo el portavoz talibán Muhammad Umar Khorasani. "Queremos que sientan el dolor", agregó.

La inmensa mayoría de las víctimas eran estudiantes de la escuela militar, donde acudían niños y adolescentes de entre primero y décimo grado.

1
RESPUESTA MÁS DRÁSTICA

Los especialistas coincidieron también que este ataque podría provocar una respuesta más drástica de las fuerzas armadas.

Las primeras declaraciones del jefe del Ejército, Raheel Sharif, tras el ataque reflejaron un creciente enfado.

"Estos terroristas han golpeado al corazón de la nación, pero nuestra resolución para enfrentar esta amenaza ha recibido un nuevo aliento. Perseguiremos a estos monstruos y sus facilitadores hasta su eliminación", advirtió.

El primer ministro, Nawaz Sharif, tuvo palabras igualmente duras. "Nos vengaremos por cada gota de sangre de nuestros niños que fue derramada hoy", afirmó.

Especialistas consideraron que podría darse una respuesta más dura en contra de grupos talibanes tras uno de los peores ataques. (Reuters)

Los talibanes afganos, que operan separadamente de sus vecinos pakistaníes, condenaron el ataque en un comunicado por ir "contra los fundamentos del Islam".

En Pakistán, el último gran atentado contra civiles por parte de militantes data de septiembre de 2013, cuando decenas de personas, incluidos muchos niños, murieron en un ataque contra una iglesia también en Peshawar, en el noroeste del país.

Con información de Reuters y AP

Todas las notas MUNDO
De moda entre turistas, Lisboa lidia con el desalojo de sus residentes
Rocky Balboa 'descontó' al Galatasaray... en la Bolsa de Estambul
Trump jugará golf en Japón con su homólogo y un crack
Trump niega que programa de jubilación 401(k) cambie en plan fiscal
Fiscales de EU piden al Congreso rechazar ley sobre armas
Tillerson realiza visita no anunciada a Afganistán
Irak rechaza llamado de EU para que milicias respaldadas por Irán se retiren del país
Tesla podría 'iluminar' a Puerto Rico tras paso de huracán 'María'
Parlamento de Cataluña celebrará sesión clave este jueves
Apuñalan a periodista radiofónica en Moscú
Abe buscará reformar Constitución pacifista tras victoria electoral
Amenaza de Corea del Norte es crítica e inminente: Japón
Al menos 13 personas mueren en atentado suicida en Nigeria
Hallan 67 civiles muertos en pueblo liberado en Siria
Los comicios legislativos respaldan la reforma liberal de Macri
Tifón deja al menos dos muertos en Japón; recomiendan evacuar
Partido de Abe se encamina a la victoria en Japón
EU pide a las milicias respaldadas por Irán que regresen a casa
Alphabet, Facebook y Uber ayudarán a que dreamers se queden en EU
TLCAN será renegociado si es justo para EU: Trump
Hombre armado toma rehenes en Reino Unido
Subastan carta escrita por pasajero del 'Titanic'
España pide a catalanes desconocer a gobierno local
Esta casa de 14 mdd con su propio búnker es la 'más segura' de EU
EU emite 'inusual' alerta por ciberataques a firmas industriales y energéticas