Mundo

¿Quién es la mujer de que estará en los billetes de 20 dólares?

Harriet Tubman, mujer que llevó a la libertad a muchos esclavos en EU a mediados del siglo 18, será la nueva cara de los billetes de 20 dólares. Aquí te contamos su historia. 
Redacción 
20 abril 2016 13:57 Última actualización 23 abril 2016 14:42
Imagen ficticia de un billete con el rostro de  Harriet Tubman. (Especial)

Imagen ficticia de un billete con el rostro de Harriet Tubman. (Especial)

La conocían como la “Moisés de su gente”. Harriet Tubman fue una esclava de Dorchester County, Maryland, que durante 10 años condujo a miles de esclavos a la libertad a través de unas redes de ferrocarril subterráneas secretas, que a su vez estaban constituidas por diversas casas de seguridad en las que los esclavos podían descansar en su viaje a la libertad.

Tubman, quien nación en 1820 y murió en 1913, creció como esclava, condición de la que se libró en 1849 al escapar de la plantación en la que trabajaba, lo que hizo que le pusieran precio a su cabeza. A pesar de esta situación, ella regresó más de una decena de veces al sur (de donde escapó) para ayudar a su familia y otros oprimidos a escapar de la esclavitud.

También sirvió como espía de la Unión durante la Guerra Civil de Estados Unidos y fue la primera mujer en dirigir una expedición militar, según National Geographic. Gracias a estas y otras labores, Tubman obtuvo información de las posiciones de las fuerzas de la confederación, y así podía esquivar los obstáculos para liberar de la opresión a más personas. 


La icónica mujer se metió en este rol porque quería la libertad se su gente e incitó e invitó a otros afroamericanos a unirse como espías. 

Una de sus operaciones más famosas fue al lado del coronel James Montgomery, cuando en junio de 1863 planearon la libertad de los esclavos de las plantaciones cercanas al Río Combahee en el Sur de California, logrando liberar a más de 750 personas. 

Tumban, cuya cabeza tenía un precio de 40 mil dólares, según History Chanel, también fungió como enfermera durante la Guerra Civil; en Florida cuidó a los soldados enfermos durante 3 años.

Según datos, la revolucionaria siempre llevaba una banda en la cabeza, una pistola y la fe hacia dios de lado, no tenía muchos de sus dientes y medía 1 metro 57 centímetros.