Mundo

¿Qué tienen en común extremistas suníes con Hillary Clinton?

Los grupos fundamentalistas suníes cercanos a Al Qaeda y el Estado Islámico y la exsecretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, tiene algo en común... reciben recursos por parte de países del Golfo Pérsico como Arabia Saudita, Qatar, Kuwait y Omán.
Gabriel Moyssen
19 marzo 2015 22:21 Última actualización 20 marzo 2015 5:0
Hillary Clinton

La exsecretaria de Estado y aspirante a la Casa Blanca, Hillary Clinton, recibe donativos de países que financian a grupos fundamentalistas. (Cuartoscuro)

Países del Golfo Pérsico como Arabia Saudita, Qatar, Kuwait y Omán, que canalizan enormes recursos para grupos fundamentalistas suníes cercanos a Al Qaeda y el Estado Islámico (IS), se cuentan entre los donantes de la Fundación Clinton, que ha recaudado casi 2 mil millones de dólares desde que fue establecida en 2001 por el expresidente William Clinton y ahora es una de las plataformas para la candidatura a la Casa Blanca de su esposa, la exsenadora y secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton.

Gobiernos y ciudadanos extranjeros, recordó The Washington Post, tienen prohibido financiar a candidatos y campañas electorales de Estados Unidos, pero los Clinton eludieron ese obstáculo a través de resquicios legales, excepciones y acuerdos con la administración federal que incluso fueron violados en el caso de Argelia, otro país árabe que arrastra un serio historial de violaciones a los derechos humanos que fue condenado por la cancillería. La fundación, además, si bien ha reportado a los gobiernos contribuyentes, no ha detallado los donativos que recibió en los cuatro años de Hillary Clinton como jefa de la diplomacia.

“Un elemento clave del respaldo a IS vino de individuos ricos en Kuwait, Arabia Saudita y Qatar. A veces el apoyo llegó con aprobación de esos regímenes; en otras, aprovechó sus débiles defensas contra el lavado de dinero, de acuerdo con funcionarios, expertos y líderes de la oposición siria”, resaltó por su lado Blacklisted News.

"Todos saben que el dinero se procesa en Kuwait. Su sistema bancario y casas de cambio han sido por mucho tiempo un gran problema debido a que son el conducto para los extremistas en Siria e Irak”, explicó Andrew Tabler, especialista del Instituto Washington para Estudios del Cercano Oriente. Hillary Clinton, además, dio plena ayuda política como canciller a los islamistas que derrocaron al régimen libio y hoy siembran el caos regional.

Para Mahmud Othman, exlegislador irakí kurdo, las monarquías del Pérsico financian a IS por afinidad ideológica y porque así compran protección.