Mundo

¿Qué le pasó a Jeb Bush?

¿Un Bush de nuevo en la Casa Blanca? Hace ocho meses era una posibilidad muy firme. Hoy, las aspiraciones de Jeb Bush se encuentran muy lejos de ser realizables, de acuerdo con las encuestas, pese a un importante gasto durante la campaña.
Redacción
31 enero 2016 19:38 Última actualización 01 febrero 2016 5:0
Jeb Bush abraza a una simpatizante en Iowa en la víspera del inicio de las elecciones primarias en EU. (Reuters)

Jeb Bush abraza a una simpatizante en Iowa en la víspera del inicio de las elecciones primarias en EU. (Reuters)

En junio de 2015, Jeb Bush anunció oficialmente que aspiraba a la candidatura presidencial republicana en Estados Unidos y se ubicó en el primer sitio de las preferencias.

Con ello, el hijo del expresidente George Bush y hermano del también exmandatario George W. Bush, se enfilaba a cumplir la meta de devolver el apellido de su familia a la Casa Blanca.

Sólo han pasado casi ocho meses desde entonces y las cosas han cambiado drásticamente.


Bush lanzó su candidatura el 15 de junio, cuando contaba con más de 15 puntos en la encuesta de Reuters y más de 10 en el promedio de sondeos de Real Clear Politics. En ambos casos era el líder de los republicanos.

Un día después, el multimillonario Donald Trump anunciaba que entraba a la carrera por convertirse en el abanderado de los conservadores. Entonces tenía menos de 4 por ciento de las preferencias

Hoy, según la última encuesta de Reuters, Trump cuenta con más de 40 por ciento de las preferencias, mientras que en el compilado de Real Clear Politics roza los 36 puntos.

¿Y Bush? El exgobernador de Florida obtuvo 9.2 por ciento en la encuesta de Reuters y 4.8 en el promedio de Real Clear Politics, en ambos casos no solo muy lejos de Trump, sino debajo de otros rivales, como el senador de Texas Ted Cruz y el neurocirujano retirado Ben Carson.

Además, Bush se ha hundido en las encuestas pese a la gran inversión que ha hecho su campaña, como lo muestra la siguiente gráfica:


Este 1 de febrero inicia formalmente la carrera presidencial en el bando de los republicanos con los Caucus en Iowa, estado considerado clave para la elección del candidato, y no parece que Bush lo vaya a tener fácil.