Mundo

Que anule ley de “pies secos”, piden a EU

Nueve gobiernos de América Latina, incluido el de México, pidieron a Estados Unidos revisar su política migratoria hacia Cuba.
Corresponsal Vivian Núñez
30 agosto 2016 21:6 Última actualización 31 agosto 2016 5:0
Misiva. A John Kerry (especial)

Misiva. A John Kerry (especial)

LA HABANA.- Nueve gobiernos de América Latina, incluido el de México, pidieron a Estados Unidos revisar su política migratoria hacia Cuba que, dijeron, promueve el flujo irregular de personas y tiene efectos negativos para la región.

En una carta dirigida al secretario de Estado, John Kerry, los cancilleres de Ecuador, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y Perú, manifestaron profunda preocupación por el impacto de las normativas migratorias estadounidenses con respecto a la isla.

“La Ley Pública 89-732 de 1966 conocida como Ley de Ajuste Cubano y la política llamada comúnmente pies secos-pies mojados, se han constituido, en este contexto, en un estímulo al flujo desordenado, irregular e inseguro de ciudadanos cubanos que arriesgando sus vidas, transitan por nuestros países con el propósito de llegar a cualquiera de los puntos fronterizos estadounidenses”, indicó la misiva, de la cual dio cuenta ayer la prensa de la isla.

Los cancilleres consideraron que esas prácticas generan una grave crisis humanitaria para los migrantes cubanos, y opinaron que la revisión de tales legislaciones “sería un primer paso para detener el agravamiento de esta compleja situación como parte de una solución definitiva para asegurar una migración ordenada y regular”.

En virtud de esas disposiciones, los cubanos que logran ingresar sin visas a territorio de Estados Unidos son acogidos de manera automática. Washington reiteró ayer que no contempla cambios en esa política, criticada también por el gobierno de La Habana.

En la actualidad hasta sectores conservadores en la Unión Americana, como el candidato presidencial republicano, Donald Trump, proponen la anulación de la ley, aceptando tácitamente que la migración cubana cambió y que resulta ilógico que si eres perseguido político viajes de inmediato de visita a tu país, como es práctica habitual entre los migrantes cubanos residentes en Estados Unidos.

En la misiva a Kerry, los cancilleres firmantes propusieron efectuar “una reunión de alto nivel para revisar esa problemática”.

>