Mundo

Qatar Airways consigue exención a prohibición de portátiles en vuelos 

La noticia se dio a conocer a través de una publicación en el sitio web de la aerolínea, donde se informó acerca de la prerrogativa a la restricción al uso y portación de aparatos móviles en los vuelos.
Bloomberg
06 julio 2017 19:49 Última actualización 06 julio 2017 20:0
Qatar Airways

Qatar Airways (Bloomberg)

Qatar Airways Ltd. se ha sumado a otras grandes compañías en Oriente Medio al lograr la exención a las medidas que prohíben llevar ordenadores portátiles en las cabinas de los aviones después de que su base en Doha cumpliese con las nuevas directrices de seguridad de Estados Unidos.

La aerolínea informó en un comunicado en su sitio web el jueves que todos los dispositivos electrónicos personales pueden llevarse en los vuelos a EU desde Doha con efecto inmediato ya que Hamad International Airport ha cumplido con todos los requisitos del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense. Un día antes Emirates anunció que se levantó la prohibición para su base en Dubái.

La exención a la prohibición de portátiles se considera vital para las operadoras de Oriente Medio después de que las medidas llevaran a algunos clientes a cambiar a otras aerolíneas donde todavía podían utilizar los dispositivos, que incluyen también tabletas y consolas de juegos. Estambul, sede de Turkish Airlines, declaró su exención a la prohibición el miércoles, mientras que Abu Dhabi, base de Etihad Airways, obtuvo la exención el pasado domingo gracias a la presencia de un puesto de "preinspección" estadounidense allí.

Otros aeropuertos entre los 10 afectados por las restricciones de EU también avanzan hacia una resolución. Saudi Arabia Airlines dijo el martes que espera quedar libre de la prohibición para el 19 de julio. Amman Royal Jordanian informó que ha pedido a la Administración de Seguridad de Transporte de EU que apruebe su respuesta a las nuevas directrices que requieren controles y verificaciones de seguridad más estrictos.

Estados Unidos anunció la prohibición a los dispositivos en marzo, citando cuestiones seguridad, y el Reino Unido adoptó la misma medida de inmediato.