Mundo

Putin y su presupuesto militar secreto

El presidente ruso está destinando montos sin precedentes de fondos secretos a acelerar la infraestructura militar más grande de Rusia desde la Guerra Fría pues ante la caída del petróleo y las sanciones por la guerra en Ucrania, vuelca el gasto en defensa para reactivar una economía en contracción.
Bloomberg
03 junio 2015 18:59 Última actualización 04 junio 2015 5:0
Vladimir Putin

El gobierno de Putin le apuesta a 2 tareas urgentes: reforzar la seguridad en todos los niveles de la sociedad y poner fin al estancamiento macroeconómico. (Archivo/Reuters)

Así como los fines de Vladimir Putin son misteriosos, los medios también lo son.

Putin está destinando montos sin precedentes de fondos secretos a acelerar la infraestructura militar más grande de Rusia desde la Guerra Fría, según datos recopilados por Bloomberg. La parte del presupuesto federal denominada negra –autorizada pero no detallada- se duplicó desde 2010 hasta 21 por ciento y actualmente asciende a 3.2 billones de rublos, unos 60 mil millones de dólares, estima el Instituto Gaidar, un centro de estudios independiente en Moscú.

Aturdido debido a las sanciones por Ucrania y la caída del petróleo, Putin se vuelca al gasto en defensa para reactivar una economía en contracción. La erogación en nuevos tanques, misiles y uniformes pone de relieve la creciente militarización que está incrementando el déficit y desplazando servicios como la salud. Miles de conscriptos del ejército serán trasladados a empresas comerciales por primera vez para colaborar en el programa de rearme.

“El gobierno tiene dos tareas urgentes: reforzar la seguridad en todos los niveles de la sociedad y promover la innovación para poner fin al estancamiento macroeconómico”, dijo Ruslan Pukhov, director del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías y asesor del Ministerio de Defensa en Moscú. “La solución para ambos problemas es intensificar el desarrollo del complejo militar-industrial”.

Desde que rescató al país a punto de caer en la bancarrota una década y media atrás, Putin ha aumentado el gasto en defensa más de 20 veces en rublos. En dólares, superó los 84 mil millones el año pasado, más que el resto de los países salvo los Estados Unidos y China, según el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo.

‘GUERRA PERMANENTE’

La defensa y la categoría afín de seguridad nacional y las fuerzas policiales insumen actualmente 34 por ciento del presupuesto, más del doble que la proporción de 2010. En comparación, los Estados Unidos gastaron 18 por ciento, o sea 615 mil millones, de su presupuesto el año pasado en defensa y seguridad internacional, según el Centro del Presupuesto y Prioridades de Política con sede en Washington.

Después de estudiar las acciones de Putin en Ucrania, incluida su confiscación de Crimea, la Academia Nacional de Defensa de Letonia, exsatélite soviético que actualmente forma parte de la OTAN y la Unión Europea, llegó a la conclusión de que el objetivo último de Rusia es introducir “un estado de guerra permanente como condición natural de la vida nacional”.

“Podemos y debemos hacer para la industria de defensa lo que hicimos para Sochi”, dijo Putin a generales y ejecutivos cerca del centro turístico del Mar Negro el 12 de mayo, refiriéndose a los 50 mil millones que Rusia gastó para organizar allí los Juegos Olímpicos de Invierno 2014. “Todas las cuestiones relacionadas con la asignación adecuada de recursos ya se resolvieron”.

Ese mismo día, Putin firmó documentos para crear lo que llamó el programa de “batallones industriales”, que dará a miles de conscriptos la opción de trabajar en empresas de defensa en vez de incorporarse a las fuerzas armadas regulares.