Mundo

Prohibición es para defender a EU de atentados terroristas: Trump

Tras la oleada de protestas desatadas por la orden ejecutiva de prohibir el ingreso de personas de países árabes, Donald Trump, justificó que esta restricción es para proteger a la población de Estados Unidos de atentados terroristas.
Reuters
29 enero 2017 12:43 Última actualización 29 enero 2017 12:45
Decreto de Trump

El mandatario estadounidense se defendió de las críticas de la orden ejecutiva que prohíbe la entrada a personas procedentes de Irak, Irán, Siria y Sudán. (Bloomberg)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se defendió de las críticas surgidas tanto en su país como en varias partes del mundo por las restricciones de viaje que impuso su Gobierno contra refugiados y ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

En la medida de mayor alcance desde que asumió el poder el 20 de enero, el líder republicano suspendió el viernes por 120 días la entrada de refugiados al país norteamericano, prohibió indefinidamente el arribo de refugiados sirios y vetó por 90 días a ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalía, Sudán, Siria y Yemen.

"Nuestro país necesita fronteras fuertes y vetos radicales. AHORA. Miren lo que ha pasado en toda Europa y en el mundo: ¡Un desastre horroroso!", escribió Trump en Twitter el domingo. "Los cristianos de Oriente Medio son ejecutados en masa. ¡No podemos permitir que este horror continúe!", declaró.


El presidente ha justificado las restricciones como una forma de proteger a los estadounidenses de atentados terroristas.

Grupos de derechos humanos, activistas y políticos demócratas anunciaron que pelearán contra el decreto, que ha provocado caos y confusión en aeropuertos de todo el mundo y dio paso a protestas el sábado en terminales aéreas estadounidenses.

El líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, expresó una crítica velada a la orden ejecutiva.

"Es importante recordar que algunos de nuestros mejores recursos en la guerra contra el terrorismo radical son los musulmanes, tanto en este país como en el exterior (...) Necesitamos ser cuidadosos al hacer esto", dijo el senador al programa "This Week" de la cadena ABC.

Uno de sus compañeros republicanos en el Senado, John McCain, fue más severo, al decir que los decretos aprobados activaron un confuso proceso que podrían dar al grupo extremista Estado Islámico material de propaganda.