Mundo

Programas federales aceleran militarización de comisarías locales en EU

Washington ha gastado miles de millones de dólares para dotar a las policías de armas de tipo militar, afirma la Unión por las Libertades Civiles en su informe War comes home: The excessive militarization of american policing.
Gabriel Moyssen
17 agosto 2014 22:17 Última actualización 18 agosto 2014 5:0
Protestas Ferguson (Reuters)

Las protestas por el asesinato de un joven a manos del agente Darren Wilson, en Ferguson, ha puesto en la mesa el tema de la militarización de la policía en EU. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO. La militarización de las policías locales en Estados Unidos ––incluso cuestionada por el senador republicano Rand Paul, candidato de los “libertarios” y del Tea Party a la Casa Blanca–– se aceleró hace 24 años con la Ley de Autorización de la Defensa Nacional, que avaló la “transferencia a corporaciones federales y estatales” de “propiedades personales” del Pentágono, como armas pequeñas y munición, si se consideraban útiles para las “actividades antidrogas”.

Más tarde, explica WSWS, la Sección 1033 agregó el “contraterrorismo” a la justificación para distribuir pertrechos militares entre la policía. La sección es operada por la Oficina de Apoyo al Cumplimiento de la Ley del Departamento de Defensa, cuyo lema es “de combatiente bélico a combatiente del crimen” y tiene entre sus beneficiarios a la Patrulla Fronteriza, que recibió helicópteros y lanchas artilladas con el retiro parcial de las tropas de Irak y Afganistán. En 2013, el Pentágono transfirió 450 millones de dólares en equipos a diversas agencias policiales, mientras que en 1995 la cifra había sumado 324 millones.

Más de 17 mil dependencias locales y estatales de todo EU han recibido pertrechos, cuya lista completa es reservada. Apenas en junio, la Unión por las Libertades Civiles (ACLU) presentó el informe War comes home: The excessive militarization of american policing, en el que sostiene que Washington ha gastado miles de millones de dólares para dotar a las policías de armas de tipo militar, además de alentar su empleo cotidiano.

También en junio, el Grupo de Estudios Estratégicos del Ejército difundió un reporte en el que devela que el Pentágono se alista para una intervención en Nueva York, por los problemas derivados de la “radical disparidad del ingreso”.