Mundo

Proceso de paz colombiano enfrenta su momento más difícil

10 febrero 2014 5:4 Última actualización 24 agosto 2013 10:32

 [La orden de Santos a sus voceros para que retornen al país, "agrava la situación". Reuters] 


 
Notimex

Bogotá.- Los diálogos de paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC enfrentan su momento más difícil desde su inicio en noviembre pasado en La Habana, Cuba, tras el regreso de los negociadores oficiales a Bogotá, dijo hoy la oposición.

La líder del partido Polo Democrático, Clara López, consideró que la propuesta del presidente Juan Manuel Santos de convocar un referendo para validar los acuerdos del proceso, sin consultar a las FARC, y la orden a sus voceros para que retornen al país, "agrava la situación".

"El anuncio del presidente agrava la situación, porque es lógico que en una negociación las decisiones sobre la agenda se tomen en conjunto. Y todo indica que el proyecto para llamar a un referendo no respondía a ningún acuerdo", apuntó.

El jueves, Santos anunció que presentará un proyecto de ley estatutaria para que los colombianos puedan avalar en un referendo, a realizarse el mismo día de las elecciones legislativas o presidenciales de 2014, un eventual acuerdo de paz con las FARC.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) decidieron hacer una "pausa" para analizar la consulta popular propuesta por Santos, tras insistir en una Asamblea Constituyente para que decida temas cruciales de la realidad colombiana.

Tras la suspensión temporal de los diálogos de paz por parte del grupo rebelde, Santos ordenó el viernes a sus negociadores regresar a Bogotá, luego de advertir que en ese proceso quien decreta las pausas o toma las decisiones es el gobierno.

"Era lógico, y así lo habían dicho las autoridades del gobierno, que se hiciera una pausa para analizar un tema que no estaba sobre la mesa, pero ahora el presidente lo ha convertido en una confrontación. Me parece delicado", dijo López.

Por su parte, el senador opositor Juan Carlos Vélez, muy cercano al ex presidente colombiano Álvaro Uribe, consideró que con la "pausa" en el proceso, las FARC envían un mensaje claro al gobierno de rechazo al referendo que propone.

Aseguró que la decisión de Santos de ordenar a sus negociadores regresar a Bogotá para analizar la postura de las FARC "complica mucho más el proceso de paz. La meta de lograrlo para noviembre está cada vez más lejos".

El gobierno de Santos y las FARC sostienen desde hace nueve meses diálogos en La Habana, para poner fin a medio siglo de conflicto armado interno, con Cuba y Noruega como garantes y Chile y Venezuela como acompañantes.