Mundo

Prioritario revertir desigualdad en Estados Unidos: Obama

10 febrero 2014 4:54 Última actualización 31 agosto 2013 9:39

[EU mantiene una tasa de desempleo de 7.4%, 11.5 millones de personas sin empleo. Reuters]  


 
Notimex
 
Washington.- El presidente Barack Obama deploró hoy, en vísperas de la conmemoración del Día del Trabajo, el aumento de la desigualdad en Estados Unidos, el estancamiento de la movilidad social y la persistente "sombra de la pobreza".

"Revertir esa tendencia debe ser la prioridad más importante para Washington", señaló el presidente estadunidense en su primer mensaje semanal después de la celebración del 50 aniversario de la Marcha a Washington por el trabajo y la libertad de Martin Luther King.

Estados Unidos mantiene una tasa de desempleo de 7.4 por ciento, equivalente a 11.5 millones de personas sin empleo.
 
Sin embargo, la tasa de cesantía entre las minorías hispana y afroamericana es superior al promedio nacional, de 9.4 y 12.6 por ciento, respectivamente.
 
Obama reconoció que durante más de una década, las personas que trabajan y viven en Estados Unidos han visto como sus sueldos y sus ingresos se han quedado estancados, incluso cuando las ganancias de las empresas se elevan y el pago de unos cuantos afortunados se dispara.

"Y aún antes de esto, la desigualdad ha aumentado constantemente y el camino a la movilidad social ascendente se ha hecho más difícil. Y en muchas comunidades a través del país, la sombra de la pobreza continua desmoralizando a nuestros compatriotas", señaló.

Obama señaló que no será fácil "revertir las fuerzas que han conspirado, por décadas, en contra de las personas que trabajan y que viven en Estados Unidos".
 
"Pero si tomamos algunos pasos audaces, y si Washington puede unirse con un propósito y una resolución común, llegaremos allí. Nuestra economía seguirá fortaleciéndose, y más personas que viven en Estados Unidos podrán ser parte de la clase media", finalizó.
 
Estados Unidos festeja el Día del Trabajo el primer lunes del mes de septiembre, a diferencia del resto del mundo que lo conmemora el Primero de Mayo.