Mundo

Primer ministro turco deberá formar gobierno interino

Ahmet Davutoglu tiene cinco días para formar un gabinete temporal -que incluya legisladores de partidos de oposición- para un gobierno interino que conducirá a Turquía hasta que se realice la elección, el primero de noviembre. 
AP
25 agosto 2015 9:9 Última actualización 25 agosto 2015 9:21
Turquía

El primer ministro Ahmet Davutoglu cuenta con 5 días para formar un gobierno interino que conduzca a la nación hasta las elecciones. (AP)

ANKARA. El primer ministro turco Ahmet Davutoglu fue designado para formar un gobierno interino que conduzca la nación hasta las elecciones del 1 de noviembre.

El presidente Recep Tayyip Erdogan convocó a elecciones, después de una votación sin resultados en junio y el fracaso de las gestiones para formar una coalición. La junta electoral confirmó la fecha del 1 de noviembre para los comicios.

Davutoglu tiene cinco días para formar un gabinete temporal —que incluya legisladores de partidos de oposición— para un gobierno interino. Pero dos importantes partidos de oposición ya declararon que no participarán en ese proceso.

La oposición acusa a Erdogan de convocar a elecciones en la esperanza de que el Partido Justicia y Desarrollo (AKP), que fundó, pueda recuperar la mayoría parlamentaria que perdió en junio y volver a gobernar sin compañía.

Pero las encuestas de opinión indican que la nueva elección podría no revertir las pérdidas del AKP.

Se considera probable que Davutoglu forme un gobierno integrado por personalidades independientes y legisladores del partido político pro kurdo que recibiría cargos ministeriales por primera vez en la historia turca.

Esa situación pone a Davutoglu en la incómoda posición de gobernar junto con miembros del partido pro kurdo que había descartado como socio de coalición debido a sus supuestos vínculos con los rebeldes curdos que buscan la autonomía.

El partido gobernante de inclinación islámica que fundó Erdogan perdió su mayoría parlamentaria en junio por primera vez desde 2002. Los esfuerzos de Davutoglu por formar una alianza de coalición fracasaron la semana pasada.

La nueva elección profundiza la incertidumbre en Turquía en momentos en que enfrenta un aumento en los choques violentos entre las fuerzas de seguridad y los rebeldes curdos y en que está involucrada en la campaña contra los extremistas del grupo Estado Islámico encabezada por Estados Unidos.

Más de 100 personas —en su mayoría soldados y policías— han muerto desde julio en enfrenamientos entre el proscrito Partido de los Trabajadores de Curdistán (PKK) y las fuerzas de seguridad, que han puesto en jaque un proceso de paz de dos años y medio con los curdos.