Mundo

Primer ministro turco anuncia su renuncia

La decisión no es efectiva inmediatamente. El partido efectuará una convención de emergencia el 22 de mayo para elegir un nuevo líder del partido que también reemplazaría al primer ministro.
AP
05 mayo 2016 8:38 Última actualización 05 mayo 2016 8:39
Erdogan

(Archivo/AP)

ANKARA.- El primer ministro turco anunció su renuncia, lo que sienta las bases para que el presidente busque un mayor control del poder. Ahmet Davutoglu, que ha tenido disputas con el presidente Recep Tayyip Erdogan, anunció su retiro después de una reunión con ejecutivos del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) que ha dominado la política turca desde 2002.

"Decidí que para la unidad (del partido gobernante) un cambio de conductor sería más adecuado. No considero postularme en el congreso del 22 de mayo", dijo Davutoglu a la nación.

La decisión no es efectiva inmediatamente. El partido efectuará una convención de emergencia el 22 de mayo para elegir un nuevo líder del partido que también reemplazaría al primer ministro.

Davutoglu indicó que no planea renunciar al partido y dijo que continuará la lucha como legislador. También prometió lealtad a Erdogan. "No siento reproche, enojo ni resentimiento contra nadie", afirmó.

Su decisión parece ser resultado de diferencias irreconciliables entre Erdogan, que desea encaminar el país en una transición a un sistema presidencial y su otrora consejero de confianza. Se produce un día después que el gobierno de Davutoglu obtuvo un triunfo ya que la comisión ejecutiva de la Unión Europea recomendó la aprobación de un acuerdo para dar a los ciudadanos turcos el derecho a viajar a Europa sin visas.

Después de ser elegido presidente en 2014, Erdogan escogió a Davutoglu para sucederlo como primer ministro y líder del partido AKP. Se esperaba que Davutoglu asumiera un papel discreto mientras Erdogan promovía los planes de convertir la presidencia mayormente ceremonial en un cargo todopoderoso, pero el exprofesor, excanciller y asesor de Erdogan trató de actuar de manera independiente en una vasta gama de cuestiones y a menudo demostró ser más moderado que Erdogan, quien adoptó un estilo de gobierno cada vez más autoritario.

Las conversaciones entre los antiguos aliados políticos se prolongaron durante casi dos horas este miércoles pero no bastaron para superar sus diferencias.