Mundo

Primer ministro de Libia es liberado tras 6 horas secuestrado

10 febrero 2014 4:33 Última actualización 10 octubre 2013 9:56

[Ali Zeidan fue detenido por rebeldes en respuesta a la captura de un miembro de al Qaeda./Reuters] 


 
Reuters
 
Ali Zeidan, primer ministro de Libia, fue liberado por miembros de una antigua facción rebelde luego de que lo mantuvieron retenido varias horas en represalia por el papel que jugó el Gobierno en la captura, por parte de fuerzas estadounidenses, de un sospechoso de al Qaeda en Trípoli, dijeron funcionarios.
 

"El primer ministro ha sido liberado", confirmaron un integrante del Gobierno y una fuente de seguridad locales.
 

El primer ministro había sido capturado al amanecer en el Hotel Corinthia, un hotel de lujo donde viven muchos diplomáticos y funcionarios de alto rango, y fue retenido durante casi seis horas en el edificio del Ministerio del Interior por un grupo que había sido contratado por el Gobierno para ofrecer seguridad en Trípoli.
 
 
La milicia dijo que "arrestó" a Ali Zeidan después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, confirmó el papel de Libia en la captura el fin de semana en la capital de Abu Anas al-Liby.
 
 
"Este arresto ocurre después de que ... (Kerry) dijera que el Gobierno libio estaba al tanto de la operación", dijo un portavoz del grupo, conocido como Sala de Operaciones de los Revolucionarios de Libia.
 
 
Antes de su liberación, un funcionario del departamento contra el crimen del Ministerio del Interior dijo a la agencia de noticias estatal que Zeidan, un ex diplomático y activista opositor a Gaddafi exiliado, estaba siendo retenido allí y que era bien tratado.
 
 
Dos años después de una revolución que derrocó a Muammar Gaddafi tras 42 años en el poder, Libia está hundida en el caos, con un Gobierno central vulnerable y unas fuerzas armadas incipientes que tratan de contener a milicias tribales rivales y a extremistas islámicos que controlan partes del país.
 
 
El secuestro, aunque breve, aumenta los riesgos en el país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, donde las facciones regionales también buscan el control de su riqueza petrolera, que aporta a Libia la mayor cantidad de los ingresos del Gobierno.
 
 
Guardias del hotel donde lo capturaron, uno de los sitios más seguros de Trípoli, dijeron que no hubo disparos ni enfrentamientos durante el incidente.