Mundo

Presidente de Yemen huye ante avance rebelde

En un mensaje en la televisión estatal, los rebeldes ofrecieron unos 100 mil dólares por Abed Rabbo Mansur Hadi; después el presidente había dejado su palacio en Adén apenas unas horas después de que la cadena de televisión de los rebeldes confirmase la toma de una base aérea.
AP
25 marzo 2015 7:7 Última actualización 25 marzo 2015 7:7
Etiquetas
Yemen

Según testigos, un convoy de vehículos presidenciales partía del palacio de Hadi, presidente de Yemen. (Reuters)

SANÁ. El cuestionado presidente de Yemen huyó de su casa en Aden a una localización no desvelada, dijeron cinco funcionarios, ante el avance de rebeldes chiíes que ofrecieron una recompensa por su captura mientras se acercaban al último refugio del mandatario.

En un mensaje en la televisión estatal, los rebeldes ofrecieron unos 100 mil dólares por Abed Rabbo Mansur Hadi. El presidente había dejado su palacio en Adén apenas unas horas después de que la cadena de televisión de los rebeldes confirmase la toma de una base aérea donde tropas estadounidenses y europeas asesoraron a las fuerzas del país en su lucha contra Al Qaeda.

Más tarde, rebeldes chiíes y funcionarios leales a Hadi confirmaron la detención del ministro de Defensa, Mahmud al-Subaihi, junto a su principal asesor. Autoridades dijeron que el responsable cayó en manos de los rebeldes miembros cuando combatía contra ellos en la provincia de Lahj, en el sur del país.

El ministro de Exteriores solicitó poco después una intervención militar "inmediata". El canciller, Riad Yassin, dijo a la cadena de noticias por satélite Al-Arabiya que Yemen había pedido a los países árabes, en especial a los estados suníes del golfo Pérsico ricos en petróleo, que enviasen fuerzas por mar y aire para hacer frente a los rebeldes, conocidos como hutíes.

Yassin acusó a los hutíes de allanar el camino a Irán para tomar el control del país. Los rebeldes han negado tener lazos con la potencia chií.

La importante base miliar que tomaron los rebeldes el miércoles está a solo 60 kilómetros de distancia de Aden, la cuidad portuaria donde el presidente Hadi había establecido temporalmente la capital del país.

Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a periodistas. Testigos dijeron que vieron como un convoy de vehículos presidenciales partía del palacio de Hadi, ubicado en lo alto de una colina en Aden, con vistas al mar Arábigo.

Fuerzas leales a Hadi no realizaron comentarios de inmediato. Asesores estadounidenses y europeos habían salido de la base hace dos días, luego de que combatientes de Al Qaeda tomasen momentáneamente una ciudad cercana.

El avance de hutíes amenaza con sumir al país más pobre del mundo árabe en una guerra civil que podría salpicar a sus vecinos del golfo. Hadi ya pidió el martes a Naciones Unidas que autorice una intervención militar extranjera en el país.

Funcionarios militares dijeron además que milicias y unidades del ejército leales a Hadi estaban "fragmentadas", acelerando el avance rebelde. Combatientes sublevados luchaban contra partidarios del presidente en cinco frentes distintos el miércoles.

Mohammed Abdel-Salam, vocero de los hutíes, dijo que sus fuerzas no querían "ocupar" el sur.

"Estarán en Aden en unas horas", dijo Abdel-Salam la televisora de noticias por satélite Al-Masirah, la televisión de los rebeldes.

Al-Masirah informó  que combatientes hutíes y aliados habían "asegurado" la base aérea de al-Annad, la mayor del país. La instalación había sido saqueada tanto por milicianos de Al Qaeda como por tropas leales a Hadi, añadió.

La toma de la base se concretó tras horas de enfrentamientos con fuerzas rivales en sus proximidades. Estados Unidos evacuó recientemente a unos 100 soldados, incluyendo comandos de las Fuerzas Especial, de una base después de que Al Qaeda tomase brevemente una ciudad próxima. Gran Bretaña evacuó también a sus soldados.

La base era crucial en la campaña de drones de Estados Unidos contra Al Qaeda en la Península Arábiga, a la que Washington considera la rama del grupo terrorista más peligrosa. Asesores militares estadunidenses y europeos ofrecieron además ayuda logística en su lucha contra los insurgentes, que controlan territorios en el este del país y reivindicaron la autoría del reciente ataque contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo en Paris.

Los hutíes tomaron en septiembre la capital del país, Saná, y han ido avanzando hacia el sur junto a las fuerzas leales al ex presidente Ali Abdulá Saleh. En los últimos días se han acercado a Adén, planteando una amenaza creciente para Hadi.