Mundo

Preámbulo de victoria consulta, los reta

Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela, desestimó los resultados de la consulta popular realizada por opositores a su gobierno. 
Corresponsal Lissette Cardona 
17 julio 2017 21:46 Última actualización 18 julio 2017 5:0
Nicolás Maduro (Reuters)

Nicolás Maduro (Reuters)

CARACAS.- El presidente Nicolás Maduro desestimó los resultados de la consulta popular realizada por opositores a su gobierno el domingo e invitó a los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a “leer correctamente el mensaje del pueblo”.

Además, respondió con insultos a los voceros de la comunidad internacional que lo invitaron a escuchar la expresión de voluntad plasmada en el plebiscito.

A Mariano Rajoy, presidente de gobierno español, lo invitó a “sacar sus narices de Venezuela”, mientras que el expresidente mexicano, Vicente Fox, fue declarado “persona non grata”.

“¡Indolente! Venezuela no es de Europa (…) Venezuela es un país un libre, soberano, y nadie le da órdenes”, expresó en respuesta a la alta representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, quien lo conminó a obedecer el mandato de 7.6 millones de venezolanos que rechazan a su gobierno.

En contraposición, Maduro calificó como exitoso el simulacro electoral previo a las elecciones de participantes de la Asamblea Nacional Constituyente, realizado también el domingo.

Reiteró la versión de su partido que insiste en señalar que fue altamente concurrido.

Sin embargo, el presidente Maduro no asistió a su casilla electoral para emitir su voto.

Acusó a los medios de comunicación de Venezuela de invisibilizar el simulacro y de formar parte de una conspiración para derrocarlo.

“No transmiten a nuestro pueblo y sí a expresidentes vendidos”, afirmó.