Mundo

Pozos de Petrobras e IBV muestran grandes hallazgos de petróleo en Brasil

10 febrero 2014 4:36 Última actualización 28 septiembre 2013 4:37

  [El yacimiento ubicado en la costa de Sergipe podría ser uno de los mayores descubrimientos globales de petróleo del año. / Bloomberg] 


 
 Reuters
 
Perforaciones en la costa del nordeste de Brasil muestran que una zona controlada por la estatal brasileña Petrobras y un socio indio contienen más de mil millones de barriles de petróleo, dijeron funcionarios del Gobierno y fuentes de la industria, con lo que se aumentan las expectativas de que el área se transforme pronto en la mayor nueva frontera petrolera del país.
 
Petroleo Brasileiro y la firma IBV Brasil, un emprendimiento conjunto entre las petroleras indias Bharat Petroleum Corp y Videocon Industries Ltd, determinaron que el bloque de exploración SEAL-11 contiene cantidades "muy grandes" de petróleo ligero de "alta calidad" y gas natural, dijeron cuatro fuentes de la industria y funcionarios del Gobierno con conocimiento directo de los resultados.
 
El área, que se localiza a unos 100 kilómetros de la costa del estado de Sergipe, podría contener hasta 4 mil millones de barriles de petróleo, dijo una fuente de Bharat en Mumbai, lo que lo convertiría en uno de los mayores descubrimientos globales de petróleo del año. Petrobras es dueña de un 60 por ciento del SEAL-11 e IBV del restante 40 por ciento.
 
Desde que adquirió los derechos de exploración hace una década, Petrobras apostaba a que las aguas de Sergipe contuvieran grandes cantidades de petróleo y gas natural. En los últimos años, Petrobras ha reportado a los reguladores hallazgos en la zona, como exige la ley, pero todavía no ha anunciado sus cálculos sobre el tamaño potencial de los yacimientos. Sin embargo, las últimas perforaciones dejan claro las enormes dimensiones que podrían tener, según las fuentes.
 
La zona, donde Petrobras está ahora perforando pozos de evaluación, también ofrece una oportunidad de aumentar la producción brasileña con recursos que son más baratos y fáciles de acceder que las gigantescas reservas "subsal" de aguas profundas del país, situadas a más de mil 500 kilómetros al sur. La primera producción del SEAL-11 debería comenzar en el 2018, dijo Petrobras en un comunicado.
 
"Sergipe, sin duda, tiene un gran potencial y excelentes perspectivas", aseguró un funcionario del Gobierno brasileño con conocimiento directo de los descubrimientos de Petrobras e IBV. "Yo diría que Sergipe es la mejor área de Brasil en términos de perspectivas después del subsal".
 
Subsal es el nombre dado a las reservas de petróleo atrapadas a gran profundidad bajo el fondo del mar debajo de una capa de sal al sur de Río de Janeiro, en las cuencas de Campos y Santos.
 
Los cálculos y perspectivas sobre Sergipe se basan en al menos 10 descubrimientos de petróleo y gas natural en siete pozos reportados al regulador brasileño ANP desde el 16 de junio del 2011.
 
Petrobras ha declinado decir cuánto petróleo creen que contiene el SEAL-11 y otros bloques adyacentes, pero dijo que 16 pozos perforados en aguas profundas de Sergipe desde el 2008 encontraron varias acumulaciones de petróleo "que comprenden una nueva provincia petrolera en la región".
 
No está previsto que Petrobras, el operador del campo, anuncie la magnitud del hallazgo hasta que se completen pruebas en el 2015, dijo una fuente de Bharat en Mumbai, que habló a condición de no ser identificada porque los resultados todavía no son públicos.
 
Los números exactos recién serán conocidos una vez que sean completados los planes de evaluación en el 2015, dijo una fuente de BPCL en India, a condición de no ser identificada. Algunos expertos de la industria temen que las pruebas puedan demorar más de lo previsto, dado que Petrobras está actualmente ocupada con otras inversiones gigantes y con dificultades para recaudar dinero.
 
La fuente de BPCL dijo que el SEAL-11 tiene probablemente entre mil y 2 mil millones de barriles de petróleo "en lugar", un término que incluye tanto los recursos explotables como los no recuperables. Esa cifra podría subir a más de 4 mil millones de barriles cuando se incluyan bloques adyacentes.
 
Además del SEAL-11, Petrobras ha hecho al menos ocho descubrimientos en los bloques vecinos SEAL-10 y otros dos en el cercano SEAL-4, donde la petrolera brasileña tiene una participación del 75 por ciento y la India Oil & Natural Gas Corp el restante 25 por ciento.
 
Los descubrimientos no necesariamente significan el hallazgo de petróleo o gas natural en cantidades comerciales. Sin embargo, todo el petróleo y gas hallado durante una perforación, por insignificante que sea, debe ser reportado a la ANP.
 
La resistencia de Petrobras a calcular el volumen de las reservas en Sergipe no es inusual en la industria petrolera, donde muchas compañías sólo confirman los cálculos de reservas tras intensas perforaciones.
 
Eso contrasta con la ansiedad de Brasil por predecir que el enorme yacimiento Libra, ubicado en la Cuenca de Santos, contiene entre 8 mil y 12 mil millones de barriles de petróleo recuperable sobre la base de perforaciones de un sólo pozo. El Gobierno planea licitar en octubre el campo Libra, el mayor hallazgo en la historia de Brasil.
 
Si el hallazgo de Sergipe es confirmado, el petróleo y gas encontrado en el SEAL-11 podría transformarse en el primer descubrimiento "súper gigante", es decir superior a mil millones de barriles, además del subsal.
 
Perforaciones recientes también sugieren que un gigantesco yacimiento de gas natural podría extenderse mucho más allá del SEAL-11, con suficiente gas para cubrir las necesidades actuales de Brasil "durante décadas", según una fuente de la industria brasileña.
 
Incluso si los volúmenes recuperables de Sergipe fueran apenas "gigantes", es decir de cientos de millones de barriles, aún sería el mayor descubrimiento en la costa nordeste de Brasil, una de las regiones más pobres del país.
 
"El descubrimiento es muy grande y si es desarrollado transformaría la economía de nuestro estado y de la región", dijo el subsecretario de desarrollo de energías sostenibles en el gobierno de Sergipe, José de Oliveira Junior.
 
Oliveira Junior dijo que no podía estimar el tamaño del yacimiento, pero que era tan grande que Petrobras dijo al gobierno del estado que probablemente será incapaz de considerar el desarrollo del área por lo menos hasta dentro de seis años.
 
Presionadas por enormes inversiones en el área subsal, una deuda creciente, el estancamiento de producción y subsidios a los combustibles, las finanzas de Petrobras están seriamente presionadas
 
 
Todas las notas MUNDO
La triste historia de Jumbo, el elefante en el que se inspiró Dumbo
Los Jedi se 'reúnen' con Putin y Trump en estos nacimientos
Juez de EU sentencian a sobrinos de primera dama de Venezuela
EU aprueba cambio histórico al internet
Arrestan a británicos de ultraderecha retuiteados por Trump
Acusaciones a Trump dañan la política de Estados Unidos: Putin
Al menos 6,700 rohinya fueron asesinados en Myanmar: Médicos Sin Fronteras
Ataque en academia de policía en Somalia deja 17 muertos
ISIS amenaza con ataques en EU por decisión sobre Jerusalén
Se suicida legislador de Kentucky acusado de abuso sexual
Tiroteo en universidad de Pensilvania deja dos muertos
Trump parece no estar solo, su nueva secretaria de Seguridad también apoya el muro
Países que integran ALBA se reunirán para concretar apoyo a Maduro
Arroz cultivado en agua salada, ¿el alimento del futuro?
Italia realizaría elecciones nacionales el 4 de marzo
Estados Unidos está abierto a dialogar con Corea del Norte: Tillerson
Cuba alerta sobre incidentes informáticos
La mitad de la población mundial sin acceso a servicios de salud: OMS
Agentes del FBI llamaron 'idiota' a Donald Trump
Opositores de Venezuela reciben premio de la Unión Europea en DDHH
Moore tenía “todas las probabilidades en contra”: Trump
Bangladesh descarta vínculos entre sospechoso de ataque en NY y militantes locales
"Crimen" de Trump sobre Jerusalén impide que EU participe en proceso de paz: Abbas
Victoria del demócrata Doug Jones en Alabama, un revés para Trump
Una parte del Ártico se está calentando a un nivel sin precedentes