Portugal lucha contra incendio forestal
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Portugal lucha contra incendio forestal

COMPARTIR

···

Portugal lucha contra incendio forestal

Las llamas, avivadas por el viento, avanzaron rápido por los secos bosques de pinos y eucaliptos en una colina bastante inaccesible próxima a las famosas playas de Algarve.

06/08/2018
Actualización 06/08/2018 - 6:51

LISBOA.- Los servicios de emergencia de Portugal seguían luchando este lunes contra un gran incendio declarado en la costa del sur del país que amenazó con arrasar una localidad montañosa durante la noche.

Cuarenta y cuatro personas necesitaron asistencia médica mientras las llamas pasaron por las afueras de Monchique, una localidad a 250 kilómetros al sur de Lisboa, durante la noche, explicó la Agencia de Protección Civil. Una mujer de 72 años sufría lesiones graves.

En las labores de extinción participaban más de mil bomberos, 327 vehículos y siete aeronaves, según las autoridades.

En el resto de Europa seguían sintiéndose los efectos de una ola de calor.

En Francia, donde se cerraron temporalmente cuatro reactores por el calor, tres ciudades prohibieron la circulación de los autos más contaminantes por la polución.

Se espera que Francia pase lo peor de la ola de calor el martes, aunque las temperaturas permanecerán altas hasta el jueves.

Tras cuatro días de intenso calor que hizo que los termómetros alcanzasen cifras record en Portugal, sobrepasando los 45 centígrados, las autoridades lusas prevés que a partir del lunes irán en descenso. La región del Algarve, una región turística del sur cuyas playas son muy populares entre los turistas europeos, no pasará de los 30°, mientras que Lisboa se quedará en 33°.

Sin embargo, zonas del sur y del noreste del país seguirán en "riesgo extremo” de incendio, según la previsión de la agencia nacional de meteorología.

El descenso del mercurio ayudó a crear condiciones “mucho más favorables” para los efectivos que luchan contra el fuego de Monchique, dijo el jefe del departamento local de bomberos, Abel Gomes, en una conferencia de prensa.

Durante la noche se desalojaron docenas de casas y un hotel próximos a la localidad, que tiene 2 mil habitantes y un popular spa.

Las llamas, avivadas por el viento, avanzaron rápido por los secos bosques de pinos y eucaliptos en una colina bastante inaccesible próxima a las famosas playas de Algarve.