¿Por qué Trump debe ser 'duro' con Corea del Norte?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Por qué Trump debe ser 'duro' con Corea del Norte?

COMPARTIR

···

¿Por qué Trump debe ser 'duro' con Corea del Norte?

El mandatario estadounidense está a unas horas de reunirse con Kim Jong-un en Singapur. La cumbre histórica tiene varios temas de fondo, entre ellos, el desarme nuclear.

Bloomberg Por Marc Champion
11/06/2018
Actualización 11/06/2018 - 9:07

Esta semana en Singapur, Donald Trump sentirá la presión política para asegurarse de que cualquier trato que cierre con Corea del Norte sea más duro que el que cerró Barack Obama con Irán. Tal vez sea una comparación engañosa.

La geografía y la historia hacen que las dos negociaciones sean esencialmente diferentes, dicen exdiplomáticos y expertos en desarme nuclear. Los países vecinos de Corea del Norte llevan años viviendo con el arsenal nuclear norcoreano.

Irán está cerca de Estados débiles y fallidos con fronteras e historias frágiles, y de Israel, lo que eleva el riesgo de que incluso la perspectiva de un Irán con armas nucleares pueda desatar una guerra.

“Todo pasa por la geografía y los vecinos del país”, dijo Mark Fitzpatrick, un exdiplomático estadounidense que trabajó en Corea del Sur y fue subsecretario de Estado en funciones para la no proliferación. Actualmente dirige la oficina del International Institute for Strategic Studies en Estados Unidos.

“La principal diferencia es que el gran aliado de Estados Unidos en la región, Israel, no puede aceptar ni aceptará un Irán nuclear”, comentó Fitzpatrick este mes en entrevista desde la cumbre de seguridad Shangri-La en Singapur. “A Israel la pondría muy contenta que EU atacara a Irán”.

En contraste, Corea del Norte probó su primera bomba en 2006. Lo que llevó a organizar la cumbre entre Trump y Kim Jong-un esta semana en Singapur no fue el hito nuclear que alcanzó Pyongyang hace más de una década, sino las pruebas de misiles balísticos intercontinentales capaces de llegar a la parte continental de EU, realizadas el año pasado.

Los dos hombres llegaron el domingo a Singapur y se reunirán el martes por la mañana tiempo local (a las 20:00 horas de este lunes, tiempo de la Ciudad de México).

Esto convierte a Corea del Norte en la amenaza más grande e inmediata para EU, detalló Christopher Hill, un exdiplomático que encabezó la delegación estadounidense en las negociaciones con Corea del Norte desde 2005.

A diferencia de Irán, Pyongyang ya tiene un arma nuclear y “nos apunta a nosotros”, expuso. “Creo que eso está pensado para alejarnos de la región”.

Hill se muestra escéptico respecto a la capacidad de Trump de lograr el “desarme completo, verificable e irreversible” de Corea del Norte que promete y le preocupa que el presidente estadounidense ceda demasiado en Singapur.

Si sale mal, la reunión entre Trump y Kim podría dividir a Washington y algunos de sus aliados más cercanos, afirmó Hill.

Los principales riesgos de las negociaciones de esta semana son que Trump acuerde retirar las tropas estadounidenses sin obtener un desarme definitivo a cambio o que la cosa termine mal y EU y Corea del Norte vuelvan a las amenazas de fines de 2017, según Paul Haenle, director del Carnegie-Tsinghua Center for Global Policy en Pekín.

Una cumbre presidencial que salga mal dejaría “peor” a todos, peor que si no hubiera habido ninguna reunión, aseguró.