Mundo

Por desacato a medidas de CIDH mueren 991 presos en Venezuela

10 febrero 2014 4:21 Última actualización 07 septiembre 2013 13:50

 [El incumplimiento a las recomendaciones desató un recrudecimiento de la violencia en las cárceles, jamás visto en Venezuela / Bloomberg] 


 
Notimex
 
Caracas.- El desacato a medidas tutelares dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para ocho cárceles venezolanas le causó la muerte en el último tiempo a 911 presos, denunció hoy el sociólogo Roberto Briceño León.


"El incumplimiento a las recomendaciones de la Corte Interamericana, hechas desde 2012, desató un recrudecimiento de la violencia en las cárceles, jamás visto en Venezuela", dijo el presidente del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).


En diálogo, el experto aseveró que a las cifras de reclusos muertos por la violencia carcelaria habría que agregar los mil 872 que están privados de libertad y que han resultado heridos de extrema gravedad por no haberse acatado las medidas.


Desde que se dictaron las medidas provisionales, en septiembre de 2012, hasta el 30 de junio pasado, un total de 911 presos han muerto en ocho penales venezolanos, de acuerdo con medios de prensa locales.


Briceño León explicó que las medidas provisionales se fundamentan en la necesidad de ofrecer protección urgente a las víctimas de violaciones a los derechos humanos para evitar daños irreversibles, sobre todo cuando están amenazadas la vida y la integridad personal.


"La última medida provisional sobre centros penitenciarios se dictó el 13 de febrero de 2013, 19 días después de la masacre de la cárcel de Uribana, donde murieron 59 reos, un integrante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y un pastor evangélico", agregó.


Recordó que, en esa oportunidad, la Corte IDH dio cuenta de la obligación del Estado a decomisar las armas en poder de los reclusos, reducir su hacinamiento, mejorar las condiciones de detención y separar a los procesados de los condenados.


"Asimismo, el tribunal hemisférico recomendó proveer a las cárceles de personal suficiente y capacitado para asegurar el efectivo control, custodia y vigilancia permanente de los reclusos para evitar que se agredan entre sí o ataquen a los visitantes", dijo.


Apuntó que las medidas de protección constituyen una de las opciones de tutela que ofrece el sistema interamericano, que los venezolanos perderán el martes próximo al entrar en vigencia la denuncia de la Convención sobre Derechos Humanos formalizada en 2012.


Briceño León advirtió que, aun así, esta denuncia de la convención hecha por Venezuela no tendrá efectos retroactivos y la pérdida a la que ha hecho referencia se limita exclusivamente a violaciones de derechos humanos que ocurran a partir del próximo martes.