Mundo

Por dar 'aventón' a indocumentado detienen a otro 'dreamer'

Jesús Alonso Arriola Robles conducía un vehículo acompañado de un amigo cuando fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza y los agentes descubrieron que su amigo era indocumentado por lo que fue acusado de presunto tráfico de personas. 
Notimex
23 febrero 2017 12:4 Última actualización 23 febrero 2017 12:5
ice

ice

LOS ÁNGELES.- Por dar un “aventón” a un amigo para recoger a un familiar en San Diego desde Los Angeles, California, fue arrestado el segundo dreamer por la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informó el abogado del detenido.

Jesús Alonso Arriola Robles, de 22 años, nacido en México y traído por sus padres desde muy pequeño a Estados Unidos, es el nuevo caso que está generando protestas en este país, luego que fue detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza la madrugada del pasado domingo 12 de febrero.

Arriola Robles conducía un vehiculo acompañado de un amigo indocumentado, cuya identidad se desconoce, y se dirigían desde West Hollywood, en Los Ángeles, hasta El Cajón, en San Diego, para recoger al tío de este último.

Durante el viaje fueron detenidos en una revisión de la Patrulla Fronteriza y luego que los agentes descubrieron que el amigo de Jesús era indocumentado, y Arriola Robles fue acusado de presunto tráfico de indocumentados.

Su abogado Joseph Porta se quejó de que las autoridades migratorias evadieron informar sobre la localización de su defendido, quien de San Diego fue trasladado en cuestión de días a un centro de detención en Arizona, y luego a otro en Atlanta, Georgia.

Familiares de Arriola Robles reconocieron que el joven aceptó llevar a su amigo de Los Angeles a San Diego a cambio de 500 dólares, pero que desconocía que fuera indocumentado.

El abogado Porta explicó que un agente de la Patrulla Fronteriza fue el que informó a la madre de Arriola Robles de que había sido detenido la madrugada del 12 de febrero bajo sospecha de tráfico de humanos

Porta aseguró que Arriola Robles no tiene antecedentes penales, y se quejó de que las autoridades migratorias se negaron por días a precisar la localizacion de su cliente por lo que advirtió que pedirá la libertad bajo fianza y el traslado a un centro de detención cercano a donde fue detenido.

Aparentemente las diversas transferencias de centros de detención se han derivado por causa de sobrepoblación de detenidos en estos sitios.

El primer dreamer que fue detenido por las administración Trump aún se encuentra en un centro de detención en Seattle Washington, luego de haber sido arrestado en una incursión de agentes de migración en su domicilio cuando buscaban detener al padre de éste.