Mundo

Política internacional es de negociación, pero con disuasión militar: Obama

El presidente estadounidense dijo a 'The New York Times' que un ejemplo son sus acercamientos con gobiernos como el de Irán, Cuba y Myanmar, pese a los riesgos que esto puede implicar, porque EU es lo suficientemente poderosos para poner a prueba esas propuestas.
Notimex
06 abril 2015 13:8 Última actualización 06 abril 2015 13:49
  [La Casa Blanca aseguró que las medidas que presentará Obama no representan una amenaza para la seguridad nacional./Reuters] 

Nuestra superioridad militar sigue en su lugar: Obama. (Reuters)

El presidente Barack Obama definió en una entrevista su “doctrina” en política internacional, que consiste en involucrar a su gobierno en negociaciones con países considerados como adversarios sin por esto perder su capacidad de disuasión militar.

En la entrevista, concedida al diario The New York Times, el presidente indicó que esta doctrina es ejemplificada por sus acercamientos con gobiernos como el de Irán, Cuba y Myanmar a fin de lograr de manera más efectiva avanzar los intereses de Estados Unidos.

Apuntó en la entrevista que su política de involucrar a estos países en negociaciones puede ser más efectiva para Estados Unidos que décadas de sanciones y de aislamiento, pese a los riesgos que estos acercamientos puedan implicar.



Somos lo suficientemente poderosos para poner a prueba estas propuestas sin colocarnos en situación de riesgo. Y eso es algo que la gente no parece entender”, explicó Obama.

Precisó que con un país como Cuba, donde el involucramiento de Estados Unidos podría conducir a mejores niveles de vida para la gente de la isla, había escasos riesgos para la seguridad estadounidense. Aclaró que de no haber resultados, las políticas estadounidenses podrían ser enmendadas.

La misma lógica tiene el acuerdo logrado con Irán la semana pasada para que este país no desarrolle armas nucleares. “La doctrina es: nos involucraremos, pero preservaremos nuestras capacidades”, afirmó el presidente.

“La verdad es que el presupuesto de defensa de Irán es de 30 mil millones (de dólares). Nuestro presupuesto es cercano a los 600 mil millones (de dólares). Irán entiende que no puede combatirnos”, explicó el mandatario.

Señaló que buscar un acuerdo con Irán por la vía diplomática protegería mejor a sus aliados y dejaría a Estados Unidos en una mejor posición para protegerlos. “Si eso no sucede, nuestras capacidades de disuasión, nuestra superioridad militar sigue en su lugar”, resaltó.

Aclaró que entiende las reservas sobre el acuerdo logrado con Irán de parte de Israel y su primer ministro, Benjamin Netanyahu, debido a que este país es más vulnerable por su localización y a la “trágica historia del pueblo judío”.

“Pero lo que quiero decirles a ellos es no sólo que estoy completamente comprometido con que mantengan su cualitativa ventaja militar, sino con que puedan detener cualquier potencial ataque futuro”, aseguró.

Puntualizó que estaba dispuesto a comprometerse para que todos los países de la región del Medio Oriente tuvieran la certeza de que si Israel “fuera atacado por cualquier Estado, nosotros lo respaldaríamos”.

Obama añadió que no existe ninguna fórmula u opción que sea más afectiva que la diplomacia y que el acuerdo marco logrado la semana pasada para evitar que Irán pudiera desarrollar armamento nuclear.

Distinguió asimismo que es importante que pese a los desacuerdos políticos que pueda tener con Netanyahu es importante que tanto Israel como Estados Unidos respeten los debates que suceden en cada país sin tomar partido y sin tratar de influir en las discusiones.

Sobre la repercusiones causadas sobre el acercamiento de Estados Unidos con Irán, manifestó su desaprobación a la misiva enviada por legisladores republicanos a los líderes de este país del Medio Oriente para advertir que la negociación presidencial dependía de la aprobación del Congreso.

“Sentí que la carta enviada al líder supremo de Irán era inapropiada”, dijo Obama. Agregó que pese a que muchos demócratas en Estados Unidos estaban en desacuerdo por la guerra iniciada por George Bush en Irak, ellos no hubieran enviado cartas a esté gobierno para socavar la autoridad presidencial.

He sido muy claro en torno a que Irán no conseguirá un arma nuclear bajo mi vigilancia, y creo que ellos entienden que somos serios en este respecto”, enfatizó.