Mundo

Policías y manifestantes chocan en Hong Kong 

Casi 90 policías quedaron heridos con fracturas de huesos, cortes y moretones, por lo que 54 manifestantes fueron detenidos; los disturbios se dieron cuando autoridades intentaron remover los puestos ilegales montados para festejos de Año Nuevo Lunar. 
Reuters
09 febrero 2016 7:3 Última actualización 09 febrero 2016 7:3
Hong Kong

Casi 90 policías resultaron lesionados y se detuvieron a 54 manifestantes. (Reuters)

HONG KONG.- La policía antidisturbios de Hong Kong lanzó disparos de advertencia durante enfrentamientos en la ciudad gobernada por China cuando las autoridades intentaron remover puestos ilegales montados para los festejos del Año Nuevo Lunar, en la peor violencia desde las protestas prodemocracia de 2014.

Los manifestantes arrancaron bloques de cemento de la acera para arrojarlos a la policía, mientras otros derribaron carteles de las calles e incendiaron cestos de basura en Mong Kok, un vecindario de clase trabajadora ubicado frente al puerto del centro financiero asiático.

"Hemos notado un cambio en algunos manifestantes", dijo el comisionado de la policía de Hong Kong, Lo Wai-chung. "Tienen una inclinación a usar la violencia o a (realizar) actos radicales para expresar sus opiniones", agregó.

Casi 90 policías quedaron heridos con fracturas de huesos, cortes y moretones, por lo que 54 manifestantes fueron detenidos, dijo Lo. La televisión de Hong Kong mostró a oficiales de policía siendo golpeados con palos mientras yacían en el suelo.

También mostraron a muchos manifestantes y policías con sangre chorreando por sus rostros.

La policía dijo que lanzó dos disparos al aire y que también usó gas pimienta y palos para dispersar a la multitud. Imágenes de televisión mostraron que los tiros fueron realizados mientras los manifestantes rodeaban a la policía de tráfico, arrojándoles basura, ladrillos y botellas.

Lo dijo que la vida del oficial que lanzó los disparos estaba en riesgo y agregó que se realizará una investigación exhaustiva sobre el incidente.

Las angostas calles de Mong Kok y sus alrededores fueron escenario de algunos de duros enfrentamientos durante protestas realizadas a fines de 2014 para demandar una mayor democracia en la ex colonia británica, que volvió a estar gobernada por Pekín en 1997.