Mundo

Policía turca frustra atentado preparado
para Fin de Año

La Policía turca detuvo el miércoles a dos supuestos miembros del grupo extremista Estado Islámico que se cree estaban preparando ataques suicidas durante las celebraciones del Año Nuevo en el centro de Ankara.
AP
30 diciembre 2015 10:47 Última actualización 30 diciembre 2015 10:49
Policía turca frustra atentado preparado  para Fin de Año

Los sujetos detenidos tenían previsto detonar las bombas en dos puntos próximos a bares y a un centro comercial cerca del distrito de Kizilay durante las celebraciones de Año Nuevo. (Reuters)

ANKARA, Turquía.- Dos hombres, supuestos miembros del grupo extremista Estado Islámico fueron detenidos tras un registro en una vivienda de Mamak, un vecindario humilde de Ankara, donde la Policía requisó además un chaleco suicida con bomba, un dispositivo explosivo reforzado con rodamientos y varillas de metal colocado dentro de una mochila, así como material para la fabricación de bombas, informó la oficina del fiscal de Ankara.

Los dos ciudadanos turcos, identificados por las iniciales M.C. y A.Y., están siendo interrogados por agentes de la Policía antiterrorista.

Según la fiscalía, los dos sospechosos se habían interesado por posibles lugares de Ankara donde perpetrar los ataques. La agencia de noticias estatal Anadolu dijo citando a un policía no identificado y a fuentes judiciales, que los sujetos detenidos tenían previsto detonar las bombas en dos puntos próximos a bares y a un centro comercial cerca del distrito de Kizilay durante las celebraciones de Año Nuevo.

"Fueron atrapados antes de tener la oportunidad de actuar", señaló la oficina del fiscal.

El canal privado de noticias NTV señaló citando fuentes de seguridad, que los dos hombres entraban y salían "frecuentemente" de Siria y que responsables de seguridad controlaban sus movimientos durante el último mes.

En octubre, dos suicidas detonaron chalecos explosivos durante una manifestación pacífica en Ankara, matando a más de 100 personas. La oficina del fiscal dijo que los ataques fueron obra de una célula local del grupo radical Estado Islámico.

Más de 30 personas fallecieron también en un ataque suicida de la milicia radical en la localidad de Suruc, cerca de la frontera de Turquía con Siria, en julio.

A principios de este año, Turquía accedió a tomar un papel más activo en la coalición liderada por Estados Unidos para combatir a Estado Islámico. Ankara abrió sus bases a aviones estadounidenses para que realizasen operaciones aéreas contra el grupo en Siria y ha llevado a cabo un número limitado de bombardeos aéreos contra el grupo.

Además reforzó la seguridad a lo largo de los 900 kilómetros (560 millas) de frontera que comparte con Siria en un intento por detener el trasiego de insurgentes.