Mundo

Policía investiga ataque en sede de Partido Popular español

Un hombre estrelló su automóvil en la fachada del edificio que alberga al Partido Popular en Madrid; la policía encontró dos tanques de gas dentro y una sustancia no identificada del vehículo, aunque se descartó un ataque terrorista.
AP
19 diciembre 2014 8:8 Última actualización 19 diciembre 2014 8:8
España

El auto se estrelló en la fachada del edificio en la mañana de este viernes, (Reuters)

MADRID. La policía española buscaba posibles explosivos en la sede del gobernante Partido Popular luego de que un hombre estrellase su coche contra la entrada al edificio a primera hora de la mañana de este viernes.

No hubo reportes de heridos y el portavoz de la Policía Nacional, Antonio Nevado, dijo a Radio Nacional que el ataque no parecía guardar relación con actos terroristas. El conductor fue arrestado.

Nevado dijo que expertos en desactivación de explosivos estaban registrando el interior y los alrededores del edificio de la calle Génova, en el centro de la Madrid. Añadió que los agentes hallaron dos tanques de gas dentro y una sustancia no identificada del vehículo.

"Todo parece indicar que es una acción personal que no tiene nada que ver con ningún tupo de acción terrorista", dijo Nevado. "Ha sido una persona que, sufriendo problemas económicos, ha empotrado su coche contra la sede del Partido Popular".

Francisco Nacher, alcalde de la ciudad de Bronchales, en el este del país, identificó al detenido como Daniel Pérez, de 37 años. Nacher dijo a la radio Cadena SER que Pérez estaba desempleado, pero que lo veía todos los días y no podía imaginar qué le había sucedido.

Un robot policial podía verse en las inmediaciones de la sede del partido conservador y las ambulancias se alineaban en una calle cercana aparentemente preparadas para una situación de emergencia.

Una imagen publicada en la edición digital del periódico El Mundo mostró un coche con las luces todavía encendidas en la zona que ocupaba la recepción del edificio, lo que indica que habría atravesado la persiana metálica de la entrada y dos puertas posteriores.

La policía acordonó todo el inmueble y varias calles cercanas, llevando el caos al tránsito de la capital española durante la hora punta de la mañana. Las dos estaciones de metro ubicadas en esa calle fueron cerradas también.

El incidente ocurrió alrededor de las 7 de la mañana y se cree que había muy poca gente dentro del edificio.

Agentes de la policía custodian el exterior del inmueble desde hace años, principalmente para evitar las protestas por los escándalos de corrupción que afectan al partido o por la gestión gubernamental de la crisis.