Policía india detiene a 5 personas tras incendio en templo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Policía india detiene a 5 personas tras incendio en templo

COMPARTIR

···
Mundo

Policía india detiene a 5 personas tras incendio en templo

El oficial de policía dijo que cinco de los detenidos eran empleados de una fábrica de fuegos artificiales que tenía contrato para hacer el show en el templo Puttingal Devi.

Reuters
11/04/2016

THIRUVANANTHAPURAM.- La policía india detuvo a cinco personas después de que un espectáculo de fuegos artificiales en un templo hindú desató explosiones y un incendio que provocó la muerte de 108 personas, dijo un oficial, en uno de los peores accidentes en un festival religioso.

Miles de personas estaban reunidas en el templo ubicado en Kollam, en el estado sureño de Kerala, para observar un show de pirotecnia que conmemoraba el inicio del año nuevo hindú, cuando unas chispas prendieron un paquete con fuegos artificiales guardados en el piso del templo.

La administración del distrito dijo que no había dado permiso para la exhibición de fuegos artificiales luego de quejas por ruido y contaminación.

,,

El oficial de policía Anantha Krishnan dijo que cinco de los detenidos eran empleados de una fábrica de fuegos artificiales que tenía contrato para hacer el show en el templo Puttingal Devi.

El director de la unidad de fabricación resultó herido, una de las 380 personas que fueron trasladados a los hospitales del estado con quemaduras y heridas causadas por pedazos de concreto y escombros que volaron por el aire.

La policía no había podido contactar a miembros de la administración del templo, dijo Krishnan.

Kerala está repleto de templos gestionados por fideicomisos ricos y poderosos que usualmente incumplen las regulaciones locales. Cada año los templos realizan exhibiciones de fuegos artificiales, compitiendo por cuál tiene el más espectacular, con jueces que eligen a los ganadores.

Este lunes, familiares de las víctimas recorrieron el templo en busca de pertenencias de sus seres queridos entre zapatos, carteras y otros artículos desparramados en una pila de escombros y un charco teñido de rojo por la sangre.

,