Mundo

Policía de Ucrania disuelve de forma violenta protestas proeuropeas

01 febrero 2014 10:14 Última actualización 30 noviembre 2013 15:54

   [Manifestantes ondeaban la bandera azul y dorada de la Unión Europea y gritaban "Revolución" y "Abajo la pandilla". / Reuters] 


 
Reuters
 
Kiev.- La oposición política de Ucrania dijo estel sábado que convocaría a una huelga general para obligar a la renuncia del gobierno del presidente Viktor Yanukovich, después de que la policía utilizó bastones y granadas de concusión para disolver protestas proeuropeas.
 
Unos 10,000 manifestantes se reunieron en Kiev, inundando una plaza frente a una iglesia. Ellos ondeaban la bandera azul y dorada de la Unión Europea y gritaban "Revolución" y "Abajo la pandilla".
 
Nuevas protestas están planificadas para el domingo en la capital Kiev y otras ciudades. La policía prometió que no se repetiría la violencia vista en las primeras horas del sábado.
 
Policías con cascos entraron a un campamento en la Plaza Independencia de Kiev, donde los manifestantes estaban gritando y calentándose en torno a fogatas durante la mañana, dijo la oposición.
 
La tensión ha estado aumentando desde el viernes, cuando Yanukovich se rehusó a firmar un acuerdo histórico con los líderes de la UE en una cumbre en Lituania, dando pie atrás frente a la promesa de que trabajaría por integrar a la ex república soviética en Europa.
 
En la noche del viernes, bandas tocaron en vivo y la joven multitud había dado un espíritu casi festivo a la manifestación.
 
Las protestas recordaron a la "Revolución Naranja" del 2004 al 2005, liderara por la ex primera ministra Yulia Tymoshenko, contra un fraude electoral que condenó la primera postulación a la presidencia de Yanukovich. Pero esas protestas fueron mucho mayores y se realizaron de forma pacífica sin que interviniera la policía.
 
La violencia del domingo, en la que la policía utilizó granadas de concusión y bastones, no tiene antecedentes en Kiev.
 
Yanukovich, en un discurso divulgado en su sitio en internet, dijo que estaba "profundamente indignado" por el violento enfrentamiento y las personas heridas. El pidió una inmediata investigación y objetiva, pero no especificó si culparía a la policía.
 
"Fuerza excesiva"
 
Imágenes de televisión mostraron a la policía golpeando a una joven mujer en las piernas y pateando a adolescentes en el suelo durante los enfrentamientos.
 
Funcionarios de la UE, que habían asistido a la cumbre en Vilna con Yanukovich, condenaron lo que llamaron "uso excesivo de la fuerza".
 
"El uso injustificado de la fuerza va contra los principios que fueron reafirmados por (...) todos los participantes de la cumbre de Vilna", dijeron la jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, y el comisario europeo de Ampliación, Stefan Füle, en un comunicado.
 
Estados Unidos, que ha apoyado los esfuerzos de integración de Ucrania a la UE, también condenó la "violencia y la intimidación".
 
Un comunicado del Departamento de Estado dice, "Nosotros seguimos apoyando las aspiraciones del pueblo ucraniano de lograr una próspera democracia europea. La integración europea es el curso más seguro de crecimiento económico y fortalecimiento de la democracia de Ucrania".
 
Yanukovich dijo en Vilna, al justificar su decisión acudir a Rusia -el ex amo soviético de Ucrania- por ayuda económica, que el costo económico de cumplir las normas europeas era demasiado alto.
 
Su Gobierno dice que los avances hacia la "Eurointegración" sólo han sido pausados, aunque la oposición sostiene que él cuenta con la ayuda de Rusia para conseguir un segundo mandato en el cargo en las elecciones del 2015.