Mundo

Policía de Brasil allana casas del jefe de la Cámara baja y del ministro de Turismo

Un comunicado de la policía indicó que las redadas en las viviendas de Cunha en Brasilia y Río de Janeiro se realizaron entre otros 53 allanamientos en siete estados del país e incluían las residencias del ministro de Turismo, el extitular de la cartera de Minería y Energía y un diputado.
Reuters
15 diciembre 2015 7:32 Última actualización 15 diciembre 2015 7:33
Brasil allanamiento

La casa de Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados fue allanada. (Reuters)

RÍO DE JANEIRO/SAO PAULO.- La policía brasileña allanó las casas del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y de por lo menos un ministro del Gabinete, ampliando el alcance de una investigación sobre una supuesta red de corrupción que vincula a políticos de la coalición gobernante y a empresarios influyentes.

Cunha está enfrentado con la presidenta Dilma Rousseff luego de que el diputado inició un procedimiento para un juicio político contra la mandataria el 2 de diciembre, por acusaciones de la oposición de que violó las leyes presupuestarias del país para aumentar el gasto en 2014 durante su campaña para la reelección.

Un comunicado de la policía indicó que las redadas en las viviendas de Cunha en Brasilia y Río de Janeiro se realizaron entre otros 53 allanamientos en siete estados del país.

Los objetivos incluían las residencias del ministro de Turismo, Henrique Eduardo Alves, el ex titular de la cartera de Minería y Energía, Edison Lobão, y el diputado Anibal Gomes.

El canal de televisión GloboNews informó que también se había allanado la casa del ministro de Ciencia, Celso Pansera, aunque no fue posible confirmar de inmediato esa información.

GloboNews emitió imágenes de la casa de Cunha en la capital Brasilia rodeada de varias camionetas policiales. El veterano legislador, un ex aliado de Rousseff devenido en adversario, permanecía dentro de la casa, informó un colaborador a Reuters.

Los abogados de Gomes, Pansera y Lobão no pudieron ser contactados inmediatamente para realizar comentarios. Los llamados a la policía federal no fueron respondidos al instante.

La policía dijo que el juez de la Corte Suprema Federal Teori Zawascki autorizó los allanamientos como parte de la "Operación Lavado de Autos", una investigación sobre supuestos pagos de sobornos por contratos en firmas controladas por el Estado, especialmente la pretrolera Petrobras, que es el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil.

Cunha, cuyo partido Movimiento Democrático es el más grande de la coalición gobernante, fue acusado en agosto de cargos por soborno y lavado de dinero, convirtiéndose en el primer político en funciones en enfrentar un enjuiciamiento dentro de la red de "Lavado de Autos".

El presidente de la Cámara baja abandonó la coalición de Rousseff en julio y a comienzo de este mes inició los procedimientos de juicio político contra la presidenta. Cunha también puso freno a los esfuerzos por aliviar la creciente brecha fiscal brasileña, estimulando el avance de proyectos de ley que incrementan el gasto.

Muchos brasileños están menos enojados por las supuestas violaciones de Rousseff al presupuesto que por la peor recesión económica del país en al menos 25 años y el escándalo de corrupción en Petrobras que ha involucrado a varios aliados de la mandataria.

Rousseff no está siendo investigada, pero muchos cuestionan cómo ella podía desconocer la corrupción siendo la presidenta de la compañía entre 2003 y 2010.