Mundo

Poderes se enfrentan por el gobierno de Venezuela

La nueva directiva, compuesta en su totalidad por miembros de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática, juramentó a 3 de 4 diputados impugnados por la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia.
Lissette Cardona/Corresponsal
08 enero 2016 1:0 Última actualización 08 enero 2016 5:0
Asamblea Nacional de Venezuela

Asamblea Nacional de Venezuela. (Reuters)

CARACAS.- A dos días de la instalación de la Asamblea Nacional de Venezuela la polarización sigue siendo protagonista en el Hemiciclo legislativo. La primera sesión plenaria de los diputados electos el 6 de diciembre detonó nuevas diatribas.

La nueva directiva, compuesta en su totalidad por miembros de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática, juramentó a 3 de 4 diputados impugnados por la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia. Con los juramentados la oposición logra los 112 diputados que le otorgan la mayoría calificada dentro del Parlamento. El diputado faltante pertenece a las filas del partido de Nicolás Maduro: el Partido Socialista Unido de Venezuela.

El acto de juramentación supone un enfrentamiento entre los poderes públicos legislativo y judicial, por la legalidad de la acción.

Ayer, la bancada gubernamental demandó por desacato a los parlamentarios de oposición y pidió que todos los actos realizados en el seno de la asamblea sean anulados.

Del mismo modo pidieron al Ejecutivo Nacional la prohibición de publicar en Gaceta Oficial cualquier acto aprobado por la AN mientras los impugnados estén incorporados en el Parlamento.

"Hicieron caso omiso y desconocieron al Poder Judicial", afirmó el diputado Pedro Carreño.

Sin embargo, la oposición insiste en que la incorporación de los diputados es legal bajo el argumento de que la jurisprudencia de la sala Constitucional del TSJ señala que «la proclamación de un candidato en un determinado cargo no puede ser suspendida o controlada a través de una acción de amparo constitucional». También alegan que la Constitución Nacional atribuye exclusivamente a la Asamblea Nacional la función de “calificar” a sus miembros, por lo que el TSJ se habría extralimitado en sus funciones. Además, han señalado que los magistrados que tomaron la decisión son ilegales, porque fueron designados por los parlamentarios salientes quienes obviaron los tiempos y requisitos necesarios para su nombramiento.

INTERÉS CALIFICADO 

De acuerdo con las leyes venezolanas, la mayoría calificada en el Parlamento otorga a los diputados la posibilidad de remover a los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, la escogencia de los miembros del Poder Ciudadano (Fiscal general, Contralor General y Defensor del Pueblo) y la designación y/o remoción de los rectores del Consejo Nacional Electoral. Se logra con un total de 110 diputados.

CHÁVEZ EN LAS CALLES 

Tras la instalación de la Asamblea Nacional de Venezuela, el presidente de ese órgano, Henry Ramos Allup solicitó el retiro de las gigantografías del ex presidente Hugo Chávez y del rostro del Libertador Simón Bolívar (obtenidas leugo de una investigación ordenada por Chávez) colocadas en varios puntos del palacio legislativo.

"Que le prendan velas las viudas y las hijas", declaró luego de la acción.
El presidente Nicolás Maduro llamó en cadena nacional, en la que anunció su nuevo gabinete gubernamental, a un acto de desagravio a la figura del fallecido presidente y del Libertador Simón Bolívar, poco después de afirmar que "fueron sacados a patadas de la Asamblea".

Por su parte, el alcalde del municipio Libertador (Caracas) anunció que los afiches de Chávez y Bolívar serán reproducidos en masa y se colocarán en cada poste de la capital venezolana.

Ayer, otro hecho irregular marcó la jornada en la capital venezolana. Un grupo de motorizados lanzó un artefacto explosivo contra la sede del partido Acción Democrática, al que representa el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup. El hecho se produjo horas después de que el presidente venezolano llamara a "rebelión contra la Asamblea burguesa".