Mundo

Podemos y Ciudadanos, frente a la prueba de las elecciones en España

Encuestas señalan que habrá resultados cerrados en alcaldías
y comunidades; crisis desempleo y corrupción, oportunidad de acabar bipartidismo.
Gabriel Moyssen
21 mayo 2015 23:7 Última actualización 22 mayo 2015 5:0
España

El domingo habrá elecciones regionales en España. (Bloomberg)

Podemos y Ciudadanos, institutos surgidos al calor de la crisis, el desempleo y la corrupción en España, con una propuesta alternativa desde la izquierda y el liberalismo a los planes de austeridad y de recuperación económica, son los protagonistas de las elecciones en 13 de las 17 comunidades autónomas y más de 8 mil municipios del país del domingo, cuando se probará su capacidad de consolidarse frente al bipartidismo impuesto por el PSOE y el PP desde que se instauró la democracia en 1978.

Con las encuestas marcando un empate técnico en la mayoría de las plazas importantes en disputa entre los dos grandes partidos, seguidos a corta distancia por Podemos y Ciudadanos, así como un caudal de indecisos que va de 30 a 45 por ciento y que será clave para definir resultados, lo que augura la negociación de alianzas inéditas para gobernar, los reflectores están puestos en Podemos, la agrupación fundada por Pablo Iglesias que se considera heredera del movimiento de los indignados y que irrumpió en el escenario al lograr ocho por ciento de los votos al Parlamento Europeo en 2014, con un mensaje que su líder definió así: “Cambiar las reglas del juego político” y “reducir la distancia entre el pueblo y la casta”.

En marzo, los 15 escaños del Legislativo andaluz ganados por Podemos parecían confirmar los sondeos que aseguraron que Iglesias llegaría a la presidencia del Gobierno español en los comicios generales de fin de año. Sin embargo, lo que no logró el golpeteo del aznarismo, al acusar a Podemos de “populista”, lo consiguió la renuncia en abril de Juan Carlos Monedero, número dos del partido, tras revelarse que no declaró al fisco 425 mil euros que le pagaron Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia por su trabajo como asesor.

elecciones_espweb_02

En las siguientes encuestas, Podemos se alejó hasta nueve puntos del PP y del PSOE, por lo que se corrió al centro en temas como el fin de los desalojos por hipotecas vencidas y el ingreso mínimo garantizado.

No obstante, Financial Times reconoce que “ya está catalizando un cambio saludable”, al insistir, por ejemplo, en realizar primarias en todos los partidos y penetrar en los bastiones del separatismo, Cataluña y el País Vasco.

El “estancamiento” que Monedero ahora observa en Podemos tiene un beneficiario directo, que es Ciudadanos, instituto que pese a su cuna catalana descarta el “soberanismo” y se ofrece como opción para que la clase media castigue al PP por el desempleo, de 25 por ciento. “Si todo se hubiera hecho bien, no existirían Ciudadanos ni Podemos ni muchos otros partidos que están surgiendo en Europa”, aseveró su dirigente, Albert Rivera, quien insiste en “la descomposición del sistema político, la corrupción, la mala gestión de los recursos públicos, el paro y un modelo que se agota”. El atractivo de Ciudadanos se finca en el apoyo al libre mercado, “pensando liberales y sintiéndonos sociales”, para lo que reclutó a Luis Garicano, profesor de la London School of Economics y uno de los expertos españoles más destacados.

Pero sus rivales dicen que se mantiene en la indefinición y que es una “marca blanca” del conservadurismo. En 2009 no vaciló en unirse a la coalición Libertas, creada en rechazo al Tratado de Lisboa para ampliar las facultades de la Unión Europea, junto a la ultraderecha austriaca y otras organizaciones. De más de 600 candidatos lanzados al Parlamento de Bruselas, sólo uno salió elegido.

1
Pablo Iglesias Turrión

Partido Podemos

Pablo Iglesias. (Reuters)

De 36 años y nacido en Madrid, Pablo Iglesias es secretario general de Podemos desde su fundación en 2014. Estudió leyes y ciencias políticas en la Universidad Complutense de Madrid, así como humanidades y comunicación en la Universidad Carlos III de la misma capital y la Escuela Europea de Graduados en Leuk-Stadt, Suiza.

Es conductor de los programas en Internet La Tuerka y Fort Apache; desde 2000 empezó a colaborar con el Centro para Estudios Políticos y Sociales (CEPS), que lo envió como observador electoral a Paraguay y Bolivia, país éste último en el que trabajó como asesor al igual que en Venezuela, lo que ha dado municiones a sus detractores, que lo acusan de simpatizar con el chavismo y recuerdan que militó en las Juventudes Comunistas y el movimiento globalifóbico en España. Su ascenso al primer plano político se registró en 2014, al ser elegido al Parlamento Europeo en la cresta de la ola de partidos opuestos a la austeridad y euroescépticos que ganó numerosos escaños. Iglesias es muy cercano a Alexis Tsipras, premier griego y líder de la Coalición de Izquierda Radical (Syriza).

1
Albert Rivera Díaz

Partido de la Ciudadanía

Albert Rivera Díaz. (Reuters)

Nacido el 15 de noviembre de 1979 en Barcelona, Albert Rivera ganó el campeonato catalán de natación cuando tenía 16 años y estudió leyes en la Escuela Superior de Administración y Dirección (ESADE) de la capital autonómica. Trabajó para La Caixa y en 2003 se unió a Nuevas Generaciones, el sector juvenil del PP.

En 2006 fundó Ciudadanos a partir de la plataforma cívica Ciutadans de Catalunya, que con los años se ha extendido a todo el país, alcanzando representación en los parlamentos europeo, catalán y andaluz, así como en algunos municipios. Se autodefine como un partido constitucionalista, postnacionalista y progresista, aunque sus críticos lo consideran de centro derecha. “Todos sabemos que el sistema bipartidista ha muerto”, afirmó Rivera en marzo tras las elecciones autónomas en Andalucía. Según Metroscopía, Ciudadanos ejerce un “efecto de atracción” en los electores que hace sólo unos meses se inclinaban por Podemos, ante su rechazo al PP y el PSOE. Compite por los mismos electores que Podemos: jóvenes profesionales urbanos con deseos de cambio.