Mundo

Podemos capta el espíritu de la oposición a Franco en los exiliados españoles

La crisis económica que vivió España llevó a muchos a dejar el país para buscar mejores oportunidades. Con ello, se despertaron recuerdos de tiempos más oscuros de la historia española, la etapa franquista. Podemos busca romper con el bipartidismo y dejar atrás esa historia. 
Bloomberg
22 mayo 2015 17:26 Última actualización 23 mayo 2015 5:0
Pablo Iglesias

Pablo Iglesias, líder de Podemos. (Reuters)

Las comunidades de exiliados españoles de Nueva York a París han encontrado una nueva causa.

Muchos españoles que viven en el exterior, cuyo número se ha visto aumentado en miles de personas obligadas a partir en busca de trabajo durante la peor recesión desde el fin de la dictadura, se están sumando a grupos de protesta como Podemos con la esperanza de que su ataque al establishment español cree oportunidades para que puedan volver a casa.

“Queremos tener el derecho de volver a nuestro país”, dijo Cristina Ramírez, de 26 años, que dejó a su pareja en Madrid cuando se mudó a Nueva York hace un año y medio.

A muchos emigrantes, la última ola de partidas les despertó recuerdos de tiempos más oscuros de la historia española. Si bien hoy los exiliados a menudo culpan al mal manejo de la economía por parte de los sucesivos gobiernos democráticos por obligarlos a dejar su país, bajo el gobierno del general Francisco Franco la represión política envió a los refugiados al norte, a Francia, al terminar la guerra civil en 1939.

“Muchos de nosotros nos vimos obligados a emigrar, no porque temiéramos por nuestras vidas, como ocurrió durante la dictadura, sino debido a la mala gestión política que la siguió”, señaló Ramírez.

Cerca del 5 por ciento de los 19.8 millones de personas empadronadas para votar en las elecciones regionales de España el 24 de mayo vive en el exterior, según el Instituto Nacional de Estadística.

Desde que comenzó la crisis económica en 2008, cerca de 340 mil españoles se han ido de su país natal. La cantidad de personas que parten aumenta cada año. En la primera mitad de 2014, hicieron las maletas 43 mil personas.

NUEVA GENERACIÓN

En el suburbio parisino de Creteil, inmigrantes que llevan allí años en marzo asistieron a una proyección del documental de 2014 de Iciar Bollain ‘En tierra extraña’, que trata sobre los españoles afectados por la crisis que emigraron a Escocia. En el debate que siguió, contaron cuánto les recordaba sus propias experiencias.

Gorka Landaburu, periodista de 63 años que nació en París durante la dictadura española y volvió a su país después de la muerte de Franco, dice ver paralelos entre los exiliados económicos de hoy y los que se fueron de España bajo el gobierno del general.

“A mi generación no se le permitió votar pero seguimos haciendo campaña contra Franco desde el exterior”, dijo Landaburu. “Ahora, vemos que jóvenes que ya no se sienten representados por los partidos tradicionales se están interesando más por la política, cuestionan al establishment y debaten ideas”.

El argumento del líder de Podemos, Pablo Iglesias, de que una “casta” de elite tiene la culpa de los males de España tuvo un fuerte impacto entre los votantes de dentro y fuera de España. Para sus seguidores, la casta es un establishment corrupto que hizo que la gente común cargara con el costo de la crisis y se guardó para sí la mayor parte de las ganancias de los años de auge.

Muchos de los entrevistados dijeron que el sistema político que prosperó desde la muerte de Franco no sentó los cimientos de un crecimiento económico sostenible ni una verdadera democracia.