Mundo

¿Plagio o "guiño"? Discurso de Le Pen busca votos de derechas

Tres portavoces distintos de la líder ultraderechista emplearon la palabra “guiño” para describir los extractos copiados textualmente de la intervención de Francois Fillon. En ningún momento, Le Pen citó a Fillon ni reconoció la fuente de sus palabras.
AP
02 mayo 2017 7:18 Última actualización 02 mayo 2017 8:35
Marine Le Pen

(Reuters)

PARÍS.- Marine Le Pen plagió deliberadamente partes del discurso un excandidato como un "guiño" a él y a sus votantes, a quienes la líder de ultraderecha espera convencer en la segunda vuelta de las elecciones a la presidencia de Francia, dijeron sus portavoces.

François Fillon, exaspirante republicano, pronunció un discurso sobre el papel de Francia en Europa y en el mundo el pasado 15 de abril, justo dos semanas antes del ofrecido por Le Pen el lunes.

Este tema es uno de los asuntos centrales de la campaña de Le Pen, quien se comprometió a sacar a Francia de la Unión Europea y a reimplantar el franco como moneda nacional. Además, denuncia los efectos de la globalización sobre la economía y la cultura francesas.

Tres portavoces distintos de la líder ultraderechista emplearon la palabra “guiño” para describir los extractos copiados textualmente de la intervención de Fillon. En ningún momento de su declaración, Le Pen citó a Fillon ni reconoció la fuente de sus palabras.

"Creo que tenemos exactamente la misma visión sobre la identidad nacional y la independencia”, señaló Louis Aliot, vicepresidente del Frente Nacional, a la televisora LCI.

Inmediatamente después de caer en la primera ronda de los comicios, Fillon pidió a sus seguidores que respalden al centrista Emmanuel Macron en el balotaje. Tanto Macron como Le Pen intentan convencer a los votantes de los otros nueve aspirantes que quedaron fuera de la contienda presidencial el 23 de abril.

Macron anunció un proyecto de ley ética que impida que los cargos electos incurran en conflictos de interés, nepotismo y otros asuntos que han enfurecido a los votantes.

El exministro de Economía, que inició su propio movimiento político hace un año, prometió además que conseguirá una mayoría legislativa para aprobar esta y otras medidas que Francia necesita para salir de la crisis económica.

Las elecciones legislativas se celebrarán en junio, y quienquiera que sea el presidente dependerá de los parlamentarios para implementar su agenda. Macron, que ha recabado apoyos tanto en la derecha como en la izquierda, señaló que los candidatos tendrán que abandonar sus partidos para presentarse con su formación.