Mundo

Pese a diálogo de paz, Israel aprueba construcción de 927 casas

10 febrero 2014 5:7 Última actualización 13 agosto 2013 11:40

  [Reuters] 


 
Notimex

El ministerio israelí del Interior aprobó hoy la construcción de otras 927 viviendas en los asentamientos judíos de Jerusalén este, a un día de la reanudación de las negociaciones de paz entre Israel y la Autoridad Palestina.

Las viviendas serán adicionales a la construcción de 1,187 casas que se edificaran en los territorios judíos de Jerusalén Este y Cisjordania, las cuales fueron anunciadas el domingo pasado por el Ministerio de Vivienda de Israel.

Un portavoz del ministerio israelí del Interior explicó que las 927 nuevas viviendas serán edificadas al lado del barrio de Gilo, en Jerusalén Oriental, según un reporte de la edición electrónica del diario Jerusalem Post.

De acuerdo con el funcionario, los planes para la construcción de estas viviendas se habían aprobado hace un año, aunque fue hasta este martes que las autorizaciones se dieron a conocer, "se trata de un trámite puramente técnico antes de comenzar la construcción", indicó.

El diario israelí indicó que el proceso para esta nueva construcción se ha dilatado varios meses por ajustes técnicos y también porque el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, temía a más presiones internacionales si lo anunciaba antes.

El anuncio de la construcción de nuevas viviendas en Cisjordania y Jerusalén Este podría obstaculizar el desarrollo de las negociaciones formales de paz, reactivadas recientemente entre el gobierno israelí y la Autoridad Palestina.

Precisamente, el tema de la construcción de asentamientos paralizó las conversaciones directas del proceso de paz palestino israelí en 2010, debido al rechazo de los palestinos de que Israel continúe extendiéndose en la tierra en la que aspiran a crear su nuevo Estado.

Los palestinos han condicionado las negociaciones de paz con Israel a la paralización de la construcción en los asentamientos judíos de Cisjordania, ya que fueron ocupados por Israel en la guerra de 1967.

Conforme al derecho internacional, la colonización de los territorios ocupados militarmente, como es el caso de Cisjordania y la Franja de Gaza, son un crimen, ya que estas zonas fueron ocupadas por la fuerza por Israel.

El presidente palestino Mahmoud Abbas ha asegurado que sólo reanudará las conversaciones de paz con Israel si se congela el crecimiento de asentamientos israelíes en los territorios ocupados de manera ilegal.